Hyundai ha desarrollado un coche eléctrico pensado para situaciones de ayuda humanitaria en catástrofes y rescate en zonas de difícil acceso. El vehículo, más parecido a un robot que a un coche convencional, ha sido ideado para que sea capaz de salvar cualquier obstáculo y atravesar todo tipo de terreno.

Bajo las siglas UMV, que responden a “Ultimate Mobility Vehicle“, es capaz de “caminar” a cuatro patas, escalar, reptar o circular con normalidad. Lo hace gracias a la robótica instalada en su interior por Hyundai, quien asegura que este coche podría circular como cualquier coche convencional y una vez allí realizar cualquiera de las acciones anteriormente citadas hasta conseguir llegar al objetivo.

Escalar una pared de 1,5 metros

Hyundai agrega que estos Walking Cars son capaces “rescatarse a sí mismos en caso de quedar atollados por la nieve o atrapados en una zanja. Para lograrlo simplemente tendrían que desplegar sus patas y avanzar hasta la carretera más cercana.

Esto salvaría a sus pasajeros de vivir situaciones tan peligrosas como quedar atrapados y en un lugar de bajas temperaturas. También podría ser de gran ayuda para personas discapacitadas en todo el mundo que no tienen acceso a una rampa para silla de ruedas.

Relacionado:  Éxito en las Jornadas de presentación de ABB basadas en el Industrial IoT

El concepto Elevate se basa en una plataforma modular de coche eléctrico con capacidad para cambiar a diferentes cuerpos en distintos usos específicos. Este diseño tiene la capacidad de andar como mamíferos y reptiles, lo que le permite moverse en cualquier dirección. Las patas también se pueden plegar hacia arriba, donde se corta la alimentación de las juntas, y el uso de un sistema de suspensión pasiva integrado maximiza la eficiencia de la batería.

Puede escalar una pared o una zanja de algo más de 1,5 metros y caminar casi cinco kilómetros en terrenos irregulares con una distancia entre ejes de 4,5 metros, manteniendo tanto su cuerpo como los pasajeros nivelados. Además, puede circular en autopista como un coche tradicional y a la velocidad de cualquier otro vehículo.

El coche eléctrico de Hyundai capaz de trepar, reptar y caminar

COMPARTIR