La transformación digital ha alcanzado a todos los sectores, incluso a algunos de los más tradicionales, como es el sector eléctrico, que poco a poco comienza a despertar a la necesidad de aprovechar las ventajas que la digitalización ofrece.

En este sentido, los fabricantes del sector esperan incrementar su inversión en digitalización en un 60% y por su parte los distribuidores esperan hacerlo en un 50%, según el estudio “La Transformación Digital en el Sector de Materiales”, realizado por Telematel para Digital Matters. Sin embargo y según la misma fuente, únicamente un 15% de estos actores tiene definido un plan de acción al respecto.

En este contexto, ¿hacia dónde deben orientar fabricantes y distribuidores sus estrategias?, ¿cuál debe ser el principal objetivo hacia el que trabajar para abrazar definitivamente la transformación digital del sector?

De la venta de productos a la solución de problemas

Eaton, líder en gestión de energía, considera que la modernización del canal eléctrico pasa por fomentar la evolución de la figura del distribuidor, de forma que esta añada valor a sus servicios pasando de la mera venta de productos a la solución de problemas.

Xavier Sevilla, responsable de Ventas del Canal de Distribución Eléctrico de Eaton, ha comentado: “Abrazar la transformación digital del canal eléctrico pasa por comprender primeramente que la figura del distribuidor debe añadir valor a sus clientes para continuar siendo relevante. Para ello, es preciso abandonar el rol de mero intermediario en la venta de componentes y pasar a actuar como un activo de valor a la hora de solucionar problemas y ofrecer un soporte constante y de nivel experto, al cliente”.

Interconexión entre soluciones

En un sector tradicional y con costumbres y formas de trabajar arraigadas como es el sector eléctrico, permitir y fomentar la evolución del rol del distribuidor no es una tarea fácil. Según la compañía de gestión de energía resulta de gran utilidad elaborar un plan de modernización de las estrategias partiendo de la base de la era digital actual: la conectividad.

Relacionado:  “Ilumina tus sueños con Simon”, un video mapping interactivo en DecorAcción 2018

Hasta ahora, la forma tradicional de actuación en el sector eléctrico pasaba por la generación y venta de soluciones independientes. Sin embargo, gracias a la conectividad, es posible dar lugar a sistemas interconectados, de forma que donde antes el distribuidor eléctrico tenía que dedicar recursos a procesos aislados alrededor de cada componente, ahora puede ahorrar un valioso tiempo y dedicarlo a otras tareas de valor añadido.

El concepto de conectividad (o la capacidad de cada elemento de ser integrado en un sistema) ofrece un enorme potencial al sector. De esta forma, la transformación digital se presenta como una oportunidad de reorientar las estrategias del sector eléctrico hacia el nuevo paradigma de distribución.

Xavier Sevilla ha concluido que: “en un futuro no muy lejano, el distribuidor ideal será aquel capaz de trabajar su propia ingeniería, integrando todos los elementos que permiten las nuevas tecnologías en base a la conectividad”.

En definitiva, el canal profesional afronta un reto complejo, y deberá potenciar sus servicios y añadirles valor a través de la conectividad para posicionarse no solo como la opción de distribución de material eléctrico más eficiente sino como el mejor soporte experto para los clientes.

digitalización canal eléctrico

COMPARTIR