La semana pasada iElektro tuvo la oportunidad de conocer la nueva fábrica que Rittal, empresa líder en envolventes eléctricos para el uso industrial, abrirá el próximo mes de junio en la localidad alemana de Haiger – en la región de Mittelhessen.

Esta nueva fábrica se ha llevado a cabo gracias a una inversión por parte de la compañía de 250 millones de euros y estará dedicada a la producción de los nuevos armarios compactos de distribución. Según los datos de Rittal, se espera que en Haiger se fabrique un armario completamente operativo cada 18 segundos.

9.000 armarios de distribución compactos al día

Para alcanzar estas cifras tan asombrosas de producción, Rittal ha implementado una serie de tecnologías y modelos de producción que son punta de lanza de lo que la tan citada Industria 4.0 debería ser.

Es fácil afirmar que, a día de hoy, esta fábrica tiene el sistema de producción de armarios de distribución más moderno del mundo. Cada día, más de 100 máquinas de alta tecnología y 20 vehículos completamente autónomos poblarán y circularán por los 24.000 metros cuadrados que tiene de superficie.

Gracias a un control de la producción altamente automatizado, la fábrica se ha convertido en un eslabón central en el procesamiento de pedidos y una garantía de la disponibilidad constante de las gamas estándar con accesorios.

Relacionado:  OSRAM provee de iluminación láser al prestigioso fabricante de automóviles BMW

Sistemas y modelos productivos en continua mejora

Más de 3.000 horas de simulación han sido realizadas para lograr discernir cuáles eran los sistemas y modelos de producción más óptimos y eficientes, pero la optimización del sistema productivo no es algo que acabe el día que se acaban las simulaciones y empieza la producción.

Una fábrica de este tipo está continuamente generando datos sobre su funcionamiento – 1.2 terabytes al día, que se traducirán en nueva información sobre cómo mejorar el sistema productivo. Es por esto que tanto la arquitectura como los sistemas son abiertos para que puedan ser modificados en el futuro.

Los empleados, parte vital de la industria 4.0

A menudo, cuando se habla de Industria 4.0, se tiende a hablar mucho sobre datos, sistemas y tecnologías, dejando de lado a quien sigue siendo el actor más importante de cualquier fábrica: el empleado.

Rittal ha invertido un total de 10 millones de euros en formar a sus empleados para que sean especialistas en aquellos campos en los que la compañía necesitan que lo sean. 2.400 trabajadores de Rittal han acudido a más de 28.000 horas de seminarios y formación.

La nueva fábrica de Rittal en Haiger, ejemplo de cómo debe entenderse la Industria 4.0

COMPARTIR