La autonomía sigue siendo el gran obstáculo que los vehículos eléctricos han de salvar para ponerse al nivel de los tradicionales. A lo largo de los últimos años hemos ido narrando las distintas soluciones que se han ido o están ahora mismo desarrollando para que las baterías eléctricas no solo permitan una autonomía similar a la de los vehículos de combustión interna sino que también alargue su vida útil.
En esta línea, la alianza formada entre dos empresas, una china (Aiways) y otra danesa (Blue World Technologies), promete el desarrollo de una nueva batería que permitirá igualar la autonomía de los vehículos tradicionales.
Esta pila estaría basada en el metanol, ya usado a bajas temperaturas en teléfonos móviles, ordenadores portátiles y cargadores eléctricos. La novedad presentada por Blue World Technologies consiste en que han desarrollado un sistema que funciona a temperaturas mucho más altas. Todo gracias a una membrana que permite trabajar a temperaturas superiores a los 130º C.

Metanol, más abundante y menos contaminante

Según fuentes de la misma compañía, el metanol es un combustible disponible en todo el mundo a través de la infraestructura ya existente. Solo necesita ser ser procesado por el sistema para convertirlo en energía eléctrica, sin ningún tipo de emisión dañina para el medioambiente.
Aiways, por su parte, es un fabricante chino de coches que desde finales del pasado año tiene la firme intención de comercializar su primer coche eléctrico. El modelo, bajo el nombre d U5 Ion es un SUV con 460 kilómetros de autonomía y se espera que llegue al mercado chino este mismo año y el próximo al europeo con un precio en torno a los 25.000 euros.
El acuerdo firmado entre ambas compañías tiene el objetivo de que Blue World Technologies desarrolle la citada pila de metanol para los coches eléctricos de Aiways.
El metanol, nueva solución para las baterías eléctricas
COMPARTIR