Seis años después, y de acuerdo a lo publicado en la orden TEC/271/2019 del BOE, los consumidores tendrán que pagar los suplementos territoriales correspondientes al ejercicio 2013 en su factura eléctrica.

Los habitantes y consumidores de País Vasco, Canarias y Baleares son los únicos exentos de pagar este suplemento territorial en el acceso a la energía eléctrica.

En cuanto a la cuantía, el Ministerio estima que la factura media anual tendrá que adrontar un pago en torno a los seiscientos euros, “para una factura media anual de un consumidor doméstico en el entorno de 600 euros, considerando que la parte de peajes supone alrededor del 50 por ciento de la factura, los impactos anuales y mensuales serían los siguientes”:

Por Comunidades Autónomas, Castilla y León y Galicia serán las más perjudicadas con refacturaciones de más de un euro al mes. La mayoría de consumidores no lo notarán en sus facturas porque la cuantía al mes es mínima, pero es posible que las compañías eléctricas facturen todo de golpe a excepción de los clientes de las CCAA que más deben.

Relacionado:  La CEOE presenta sus propuestas para el sector eléctrico

Esta subida de la factura de la luz a través de esta refacturación hay que sumar la subida que sufrirán buena parte de los consumidores españoles con el regreso del impuesto a la generación eléctrica que se restablece de nuevo a partir del próximo abril.

Extremadura ya ha dicho que va a recurrir la Orden al no estar de acuerdo con la aplicación de este suplemento territorial y su cuantía.

energía, carbón, barata, febrero, precio, electricidad, precio-luz-2018-ielektro-subida

COMPARTIR