Con la finalidad de que el etiquetado energético resulte más comprensible para los consumidores, ayudándoles a adoptar la mejor decisión en el momento de la compra, la Comisión Europea aprobó este lunes un nuevo etiquetado, visible en las tiendas a partir del 1 de marzo de 2021 y que introduce la escala de la A a la G, reemplazando a la actual calificación, de A+, A++ y A+++.

Bajo el principio de “La eficiencia energética primero“, Europa mantiene una estrategia clara de disminuir las emisiones, generar ahorros para los consumidores y reducir la dependencia de la importación de combustibles fósiles. Con la introducción del etiquetado se ha fomentado el desarrollo de productos cada vez más eficientes energéticamente. Pero con las reglas actuales, pactadas en 2017, se busca dotar de mayor claridad y comprensión el proceso de elección de los consumidores. Así, en un comunicado de la Comisión indican que un producto que actualmente muestre una clase de eficiencia energética A +++ podría convertirse en una clase B después de volver a escalar, sin ningún cambio en su consumo de energía.

Los grupos de productos a los que afectará el nuevo etiquetado serán lavavajillas, lavadoras y secadoras, refrigeradores, incluidos frigoríficos para guardar vino, lámparas y pantallas electrónicas con televisores, incluyendo también un nuevo grupo de productos de etiquetado para aparatos de refrigeración, con una función de venta directa utilizada en tiendas y máquinas expendedoras. De hecho, la Comisión valora que el ahorro de energía acumulado que se podría obtener en 2030 rondaría los 38,1 TWh /año, contribuyendo a la consecución de los objetivos energéticos y climáticos de la UE y un apoyo decidido a la implementación de la economía circular.

Relacionado:  Una experiencia de lujo controlada mediante la automatización KNX de edificios

Otro elemento novedoso es la incorporación del código QR, que permitirá a los consumidores obtener información adicional al escanear el código con un teléfono. Los fabricantes están insertando estos datos en la base de datos de Eprel EU, que estará disponible para cualquier ciudadano europeo en los próximos meses.

Próximos pasos

Tras la adopción por la Comisión de las nuevas etiquetas, ahora le toca el turno al Parlamento Europeo y al Consejo de Ministros a expresar sus objeciones, disponiendo para ello de un periodo de dos meses.

En caso de no recibirse ninguna, se procera a la publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea y las nuevas etiquetas serán visibles en tiendas de toda Europa a partir del 1 de marzo de 2021. Además, a principios de julio de 2019, la Comisión planea adoptar un conjunto de 11 regulaciones de ecodiseño, que cubren estos 6 grupos de productos con nuevas etiquetas y 5 adicionales.

eficiencia energética etiquetado

COMPARTIR