Mide la tensión sin puntas de prueba o sin contacto metálico con el T6 de Fluke

Los nuevos comprobadores eléctricos permiten que los electricistas puedan solucionar problemas de sistemas eléctricos de forma más segura, rápida y eficaz.

La solución de problemas en sistemas eléctricos puede llevar mucho tiempo y tiene un peligro potencial ya que se debe acceder a puntos de contacto metálicos. Los nuevos comprobadores eléctricos T6 de Fluke® con tecnología FieldSense hacen que la solución de problemas sea más segura y eficiente. Esto se consigue gracias a que los electricistas no solo pueden detectar la tensión y la corriente, sino que también pueden realizar mediciones sin cables de prueba.

Los comprobadores T6 ahora hacen posible que se puedan hacer mediciones con verdadero valor eficaz (true-rms) en cajas de conexiones abarrotadas o en conductores con terminales inaccesibles. Se ahorra tiempo, se minimizan los errores potenciales y se reduce en gran medida la posibilidad de descargas eléctricas.

Con los comprobadores T6-600 y T6-1000 de Fluke, los electricistas pueden:

  • Estar más seguros: Medir la tensión de hasta 1000 V a través de un diapasón abierto sin cables de prueba o conductores expuestos.
  • Ser más rápidos: Al no tener que abrir las tapas ni retirar los casquillos, los electricistas pueden solucionar los problemas de forma más rápida.
  • Ser más eficientes: Medir y visualizar tensión y corriente simultáneamente en el T6-1000. El T6-1000 también mide la resistencia hasta 100,0 kΩ.
  • Estar en todas partes: Con el diapasón abierto más amplio del sector, los comprobadores T6 miden cables 4/0 con una corriente de hasta 200 A.
Relacionado:  BJC asistirá a la primera edición de la Feria EFICAM  

Acerca de Fluke

El objetivo de Fluke es ser el líder mundial en instrumentos electrónicos de medida compactos y profesionales. Los productos de la compañía son utilizados por técnicos e ingenieros en tareas de mantenimiento, procesos de instalación, pruebas de fabricación y análisis de calidad, y abarcan una amplia variedad de sectores de todo el mundo. Fluke, fundada en 1948, cuenta actualmente con oficinas en 13 países europeos y distribuye sus productos en más de 100 países. Los ingresos de la compañía en Europa representan aproximadamente el 40% de las ventas mundiales. La sede central de Fluke se encuentra en Everett, en el estado de Washington (EE.UU.). La empresa cuenta con una plantilla de más de 2.500 personas en todo el mundo. Las oficinas centrales de ventas y servicio en Europa se encuentran en Eindhoven (Países Bajos).

COMPARTIR