El pasado miércoles 20 de febrero, el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, presentó un muy ambicioso paquete de medidas con el objetivo de descarbonizar el sector energético español para el año 2050.

Durante la presentación de este Paquete de Energía y Clima, estuvo acompañado por las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera; de Hacienda, María Jesús Montero; de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio y de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Dicho paquete está compuesto por el plan Nacional Integrado de Energía y Clima, junto con el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica y la Estrategia para una transición justa.

Renovables, creación de empleo y “no dejar a nadie detrás

Como decíamos, los objetivos de dicho plan están lejos de ser modestos, Pedro Sánchez anunció que el plan es conseguir que el 42 % de la energía consumida y el 74 % de la producida en España en el año 2030 tenga un origen renovable. Todos estos son metas intermedias hacia un 2050 en el que el 100 % de la energía se generada sea limpia.

Para lograrlo, además de asegurar un plan de inversión tanto pública como privada con un valor estimado en 237.000 millones de euros, se han de cerrar de manera escalonada las centrales de carbón y nucleares, así como incentivar el autoconsumo – en esta dirección ya se ha tomado el paso más importante de todos: acabar con el denominado Impuesto al Sol.

Relacionado:  El efecto invernadero tiene un nuevo y gran aliado: el combustible barato

En palabras del Presidente, la idea es que nadie “se quede atrás” ni fuera de este plan, que incluye la creación de 300.000 nuevos empleos, ayudar al crecimiento en servicios, construcción e industria, y fomentar el empleo juvenil, entre parados de larga duración y mujeres.

Un pilar de este plan será el “crecimiento inclusivo” mediante el ya detallado fomento del empleo, así como el desarrollo del medio rural, la justicia social y la mejora de la salud y el medio ambiente.

Según el Gobierno, este plan supone una gran “oportunidad para España“, ya que esperan que todas estas medidas mejore en 75.000 millones de euros acumulados la balanza comercial del país hasta 2030.

Pedro Sánchez y el órdago a grande, fija un objetivo del 42 % de renovables para 2030

COMPARTIR