José Ignacio Ruiz, director comercial sector industrial OEMs en Eaton España

En un contexto en el que podríamos decir que la sostenibilidad se sitúa entre los objetivos últimos de casi todo desarrollo, me gustaría detenerme hoy a reflexionar sobre un tema bastante sensible, aunque no muy conocido. Me refiero al impacto medioambiental del uso del gas SF6 y su nivel de utilización en el mercado de la distribución de energía en Media Tensión.

El SF6, es un material que se ha aplicado ampliamente para desarrollar soluciones compactas de distribución de energía en niveles de tensión por encima de los 15 KVoltios gracias a sus excelentes características aislantes.

Ahora bien, al mismo tiempo, el SF6 es uno de los gases con mayor impacto en el calentamiento global y el efecto invernadero. En concreto, su efecto es 26.000 veces más pernicioso que el del CO2. Por esta razón, dicho gas está siendo prohibido sistemáticamente en diversas aplicaciones a nivel europeo. Esta tendencia aun hoy se mantiene no solo en Europa sino que también está apareciendo en distintas iniciativas de actualización de reglamentación en EEUU.

Prevenir los efectos nocivos del gas hexafluoruro de Azufre (SF6), es una tarea que algunos de los fabricantes líderes en este mercado nos hemos marcado como prioritarios en nuestra actividad de innovación y desarrollo de nuevos productos. Afortunadamente ya están saliendo a la luz las tecnologías necesarias para poder dar respuesta a las necesidades del mercado en cuanto a prestaciones, tamaño y precio sin necesidad de usar gases de efecto invernadero.

Estos desarrollos son, precisamente, lo que permiten que los planes de prohibir en la UE el gas SF6 dentro de algunos de los equipamientos de media tensión resulten hoy en día viables con la tecnología disponible. Así, en un intento de sumarnos a las diversas iniciativas que existen en nuestro país y en la Unión Europea que persiguen mitigar en lo posible los efectivos nocivos de este gas para el medio ambiente, recientemente hemos lanzado nuestros desarrollos más innovadores en este aspecto para el mercado español

En este panorama en el que nos enfrentamos a nuevos escenarios de requerimientos para las redes de distribución de energía en media tensión sobre todo a niveles de menos de 36KV tales como: electrolineras, implantación de cargadores de coches en comunidades de vecinos, instalaciones industriales de autoconsumo con intercambio con red, sistemas de acumulación para optimización de los picos de consumo en nudos concretos de la red, desarrollos Smart grid, etc, se hace necesario poner a disposición de los desarrolladores de las infraestructuras una tecnología y unos productos que cumplan ciertas premisas como estar libres de SF6, libres de mantenimiento en la vida útil del equipo, tamaños compactos, capacidad de telemando y rearme, etc.

Relacionado:  BTicino presente en el proyecto de Natalia Ojeda en la reforma de un ático en Barcelona

Por todo lo anterior, hemos apostado por aportar al mercado español tecnologías que cumplan estos requerimientos y que aunque no estaban implantadas aún en España, ya tienen un amplio reconocimiento y aplicación en Centroeuropa; de hecho, recientemente se publicaba la noticia de la fabricación de las primeras 100.000 unidades de la cabina Xiria, que es un tipo de celda de Media Tensión que sustituye el SF6 por soluciones como el vacío, para el seccionamiento, o los materiales de aislamiento sólidos en las estructuras de distribución para asegurar un producto seguro, fiable y sostenible, de tamaño compacto.

Las celdas Xiria son ya utilizadas hoy en día para gestionar y distribuir energía eléctrica en distintas aplicaciones industriales e infraestructuras, incluyendo plantas de energía renovable tales como parques eólicos o plantas fotovoltaicas. Por ejemplo, compañías como Tata Steel o el aeropuerto de Schiphol (Amsterdam) utilizan este tipo de tecnología en sus redes de acometida de energía eléctrica que operan a unas tensiones que varían entre 10.000 y 22.000 voltios para poder dar servicio a sus necesidades de consumo de energía.

Me parece interesante destacar que no estamos solos en este esfuerzo y que ya somos varios los fabricantes de material eléctrico que estamos desarrollando tecnologías que sean una alternativa al gas SF6, en línea con las previsiones de que la Comisión Europea pueda prohibir su uso en el equipamiento de media tensión para 2020. Creo importante recalcar la importancia que tienen las iniciativas de esta índole, basadas en la innovación tecnológica para propiciar una industria más sostenible y más amigable con el medio ambiente, ante un escenario en el que se adivina en muy pocos años una absoluta revolución de las infraestructuras de distribución de energía en media tensión.

 Eaton celebra la fabricación de las primeras 100.000 unidades de su cabina Xiria de Media Tensión libre de SF6

COMPARTIR