Según numerosos estudios, el 36 % de la energía consumida a nivel global será para nutrir los más de 6.000 millones de aparatos de climatización que habrá en el mundo. La imagen es difícil que recuerde más a la famosa pescadilla que se muerde la cola: un mundo cada vez más cálido necesitará de más aparatos de aire acondicionado que a su vez están alimentando el calentamiento global que los hace necesarios.

Ante esta catástrofe ambiental, en la que el desarrollo de países como India y China hace que sus habitantes quieran y puedan permitirse tecnologías hasta ahora solo extendidas entre el común de los habitantes en occidente, las empresas presentan soluciones cada día más eficientes.

Esta es la principal idea de trabajo e innovación de SoundEnergy, una empresa holandesa que lleva desde finales del año pasado comercializando un aparato que convierte el calor en frío… sin requerir ningún tipo de energía durante el proceso.

THEAC-25 – El silencioso

Dicha solución recibe el nombre de “THEAC-25 – El silencioso“. Según la descripción que podemos encontrar en su página web, el nombre técnico del aparato es de “Termo convertidor de energía acústica“. En palabras de la compañía, “funciona como una unidad de refrigeración central en su concepto de instalación de control de clima. Su función principal es convertir el calor en frío mediante el uso de tecnología termoacústica“.

Obviamente, el éxito de esta tecnología es que no requiere energía. Roy Hamans, director de Finanzas de SoundEnergy: “El sistema en sí no consume energía”. Coge el 100% de la energía residual emitida por la pila o la energía solar térmica […] y la convierte en una eficiencia del 40-50%”.

El THEAC-25 utiliza un proceso similar al de un motor Stirling, que se diseñó por primera vez hace unos 200 años, y aunque parezca el tipo de artilugio que podría mosquear a Homer Simpson, en realidad se basa en principios bien entendidos de la termoacústica y fue investigado originalmente por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

Relacionado:  ABB se adjudica un pedido por valor de 80 millones de dólares en módulos E-House

Cómo funciona

Aunque el propio CEO de la compañía haya declarado que solo dos o tres docenas de personas en el mundo, todos expertos en termoacústica, parecen entender su funcionamiento, vamos a intentar explicar cómo logra este aparato convertir el calor en frío sin necesitar energía para ello.

  1. El THEAC-25 recoge la energía térmica y la transforma en una onda acústica.
  2. Dicha onda viaja a través de un bucle infinito presurizado en el que continúa amplificándose y mediante un proceso de realimentación hace que la onda de sonido sea cada vez más fuerte.
  3. Esta enorme potencia mecánica se transformará en un delta T [temperatura más baja] en los dos últimos recipientes al conectarlos al revés.
  4. Las ondas de sonido producen frío al distraer el calor de las partículas como en un ciclo clásico de Stirling.

THEAC-25, Un aparato de aire acondicionado que no necesita energía para funcionar

COMPARTIR