• El desarrollo de nuevas baterías que permitan almacenar grandes cantidades de energía es uno de los grandes desafíos para este inicio del Siglo XXI.

Campos que serán tan decisivos durante las próximas décadas como el de las energías renovables, cuya irregularidad en la producción energética a lo largo de las horas del día; o la movilidad eléctrica, solución única ante el agotamiento de los recursos fósiles, la contaminación en las ciudades y la lucha contra el cambio climático; basan gran parte su éxito en el desarrollo de nuevos sistemas de baterías que permitan cubrir sus necesidades de almacenamiento energético.

Europa hace tiempo que decidió apostar de manera muy fuerte y clara por esta línea de investigación y una de las muchas muestras de esto es el equipo de investigación alemán que a día de hoy está trabajando en un sistema de baterías cerámicas con un económico y ecológico en microrredes. La batería se basa en la tecnología de sodio desarrollada por el Instituto Fraunhofer de Tecnologías y Sistemas de Cerámica (IKTS).

Relacionado:  Niessen desarrolla CEM, un sistema para la conectividad en terciario

El proyecto, que recibe el nombre de EStorage, forma parte de la Alianza Smood, que incluye otras tres instituciones de investigación, 17 empresas y una asociación. Su financiación depende del Ministerio Federal de Educación e Investigación y suma un total de diez millones de euros por una duración de tres años.

Baterías ecológicas y de bajo costo

EStorage es quien está desarrollando en el ya citado IKTS esta batería cerámica basada en tecnología de sodio, para almacenar energía de manera barata y ecológica al estar construida con materiales autóctonos no críticos.

Este dispositivo cerámico de almacenamiento energético tiene el potencial de reducir sustancialmente el costo por kilovatio-hora, haciendo viable el objetivo de Smood, es decir, crear un barrio autosostenible en el que sus vecinos puedan acceder a la energía a bajo costo.

La batería cerámica que permite almacenar energía a bajo costo

COMPARTIR