• España cuenta actualmente con 5.000 puntos de recarga eléctrica, cifra muy inferior a la de sus vecinos europeos.

Uno de los retos que plantea el despliegue del coche eléctrico en España es el relacionado con la recarga. Con un parque de automóviles eléctricos que alcanzará las 115.000 unidades en circulación en 2020 según datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa el porcentaje de puntos de recarga actual no está a la altura para cubrir esta demanda.

Según datos de ACEA (Asociación de Constructores Europeos de Automóviles) en España hay actualmente cerca de 5.000 puntos de recarga, muy por debajo del despliegue de otros países europeos como Holanda (32.000), Alemania (25.000), Francia (16.000) o Reino Unido (14.000).

Acelerar la instalación de puntos de recarga eléctrica

Para reducir este desfase con el resto de países europeos, el gobierno español ha lanzado un ambicioso plan para que en los próximos 27 meses, 1.200 gasolineras ofrezcan recarga rápida de origen renovable. Igualmente, el Comisario Europeo de Energía y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha señalado recientemente la necesidad de acelerar la instalación de puntos de recarga eléctrica para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones de CO2. Según el Comisario, en 2030 serían necesarios 220.000 puntos públicos de recarga en España para cumplir con la propuesta que propone la Comisión Europea.

En este proceso de transformación, que afecta tanto a organismos públicos como a empresas, la necesaria inversión económica debería ir acompañada de una tecnología M2M fiable que llegue a todo el territorio.

La conectividad, indispensable para el buen funcionamiento de los puntos de recarga eléctricos

La fiabilidad de la comunicación entre los terminales de recarga, redes y plataformas es indispensable para garantizar el suministro eléctrico. De hecho, la recarga se realiza en dos etapas:

Relacionado:  Fujitsu nombra Director de Producto para Iberia a Gonzalo Romeo

-La autenticación con tarjeta o badge: el conductor realiza una solicitud de autenticación para acceder al terminal. Esta petición se envía a través de los servidores a una plataforma de gestión que le permite desbloquear el terminal. Sin una buena comunicación M2M, esta acción no se puede completar y dificulta el siguiente paso.

– La recarga, que funciona por conexión entre el vehículo y el terminal.

Frédéric Salles explica que “las tecnologías como las tarjetas SIM M2M que ofrece Matooma responden a esta necesidad y ofrecen un servicio óptimo. Las tarjetas SIM M2M permiten conectar los terminales de recarga en áreas donde la instalación de redes cableadas como ADSL y fibra es complicada y costosa debido a las obras civiles necesarias para su ejecución”.

Las tarjetas SIM multioperador permiten el acceso a todas las redes 3G/4G, lo que optimiza el despliegue del terminal y garantiza la continuidad del servicio en caso de que se produzca un corte en la red del operador.

El surgimiento de las ciudades inteligentes que integran tecnologías y responsabilidad ecológica es uno de los mayores desafíos de los próximos años. Se basará entre otros aspectos en el desarrollo de redes de movilidad eléctrica. Sin embargo, solo se pueden desarrollar con tecnología fiable y apropiada.

Acerca de Matooma         

Fundada en junio de 2012 por Frédéric SALLES, John William ALDON y Nadège SALLES, Matooma es una compañía francesa experta en la conexión y la gestión de los dispositivos conectados. Sus clientes conectan los dispositivos gracias a sus tarjetas SIM mono y multioperador, y la gestión logística, comercial y financiera se realiza desde la plataforma web M2MManager. Una solución única que permite gestionar fácilmente los parques industriales de los fabricantes e integradores de dispositivos conectados del mundo entero.

La tecnología M2M va a ser clave en la implantación de más terminales de recarga eléctrica

COMPARTIR