• Los volúmenes de datos a tratar están aumentando debido a la transformación digital, por lo que las empresas necesitan una solución rápida y sencilla para establecer nuevos centros de datos directamente donde se generan los datos. Los centros de datos edge modulares ofrecen la solución ideal.
  • El ejemplo del retail muestra cómo se pueden optimizar los puntos de venta usando procesos que empleen datos, y por qué esto exige recursos informáticos descentralizados.

Los centros de datos edge son sistemas informáticos descentralizados que proporcionan potencia de computación directamente donde se generan los datos. Se sitúan justo al lado de las fuentes de los datos, lo que ayuda a un tratamiento inicial de los datos excepcionalmente rápido, y están vinculados a centros de datos en la nube para el tratamiento posterior. Las aplicaciones de software en centros de datos conectados usan estos datos en tiempo real para realizar análisis que requieren altos niveles de potencia de computación.

Los datos son cada vez más importantes para los comercios físicos

La potencia de computación adicional permite a las empresas evaluar los datos relativos al comportamiento de los clientes y planificar el uso de los recursos de manera más rápida y precisa. Por ejemplo, una empresa puede comparar las ventas de sus sucursales nacionales usando encuestas en plataformas en las redes sociales para identificar nuevas tendencias. Asimismo, cuando los clientes entran en una tienda, estos, siempre y cuando hayan dado su consentimiento previo, pueden ser identificados gracias a sus smartphones para que reciban ofertas pensadas específicamente para ellos. Esto también requiere un sistema informático que responda en tiempo real y tenga acceso a grandes volúmenes de datos.

En términos generales, los centros de datos edge ayudan a las empresas a evaluar todos los datos de los clientes para optimizar las ventas. Pueden interconectar de manera inteligente las sucursales que están distribuidas geográficamente con los almacenes regionales y un centro de datos principal para optimizar la disponibilidad de los productos en el punto de venta (PDV). Las empresas pueden, de este modo, aprovechar la computación edge interconectada de manera inteligente para aumentar la disponibilidad de los productos, optimizar la logística y usar las preferencias de los clientes para mejorar regularmente la presentación de los productos en el PDV, por ejemplo. La disponibilidad continua y rápida de datos recogidos mediante la computación edge posibilita gestionar el comportamiento de los clientes de manera más efectiva. Si fuera necesario, esto puede llevarse a cabo incluso una vez al día, basándose en datos en tiempo real.

Los comerciantes también pueden usar la potencia de computación adicional y el seguimiento del stock en tiempo real para optimizar la gestión de su cadena de suministro. En este caso, los análisis a largo plazo ayudan a identificar patrones en las ventas para avisar con mucho tiempo de antelación cuando algunos productos se puedan ver afectados por cuellos de botella. Sin análisis predictivos de este tipo, existe el riesgo de perder clientes y se cambien a la competencia porque no obtienen lo que quieren.

Infraestructura informática interconectada en el PDV

Para supervisar la mercancía y los clientes, los comerciantes instalan sensores interconectados o usan cámaras para analizar los patrones de movimiento. Esto está creando un Internet de las Cosas que utiliza un gran número de sensores y fuentes de datos para generar un flujo de datos constante. Las cadenas minoristas usan sensores, por ejemplo, para identificar las ubicaciones de las estanterías en las que se vende mejor cada producto. Esto también tiene en cuenta el desarrollo de la cadena de suministro, hasta el punto en el que una tienda reordene los productos nuevos de manera automatizada. En el futuro, cada vez más empresas usarán centros de datos edge para expandir la infraestructura informática indispensable en el PDV. Según los analistas del mercado de IDC, los sistemas informáticos edge podrían tratar y analizar el 40% de los datos del Internet de las Cosas de toda la industria en 2019.

¿Qué tipos de centros de datos edge están disponibles?

Un Edge Data Center se diseña para que las empresas puedan adaptarlo al nivel de rendimiento requerido usando módulos preconfigurados y estandarizados. Los módulos de control de la climatización y de alimentación eléctrica, los racks estables y los componentes de seguridad robustos ya están coordinados entre ellos. Esto es especialmente importante en sitios que no tengan un concepto de seguridad específico a nivel del edificio, como, por ejemplo, controles de acceso o cámaras estancas. Si factores como el polvo, la humedad o la suciedad plantean problemas en el sitio (por ejemplo, porque la producción industrial se realiza en el mismo lugar), los racks deben tener una categoría de protección alta, como IP 55.

Los sistemas edge vienen en una amplia gama de potencias de refrigeración dependiendo de los requisitos y el área de aplicación. Los sistemas de pasarela edge, por ejemplo, consolidan los datos directamente en el lugar y luego inician su transferencia a los centros de datos en la nube en la siguiente fase de la cadena. Sin embargo, también se pueden realizar las evaluaciones iniciales cerca de la fuente de datos. Por ejemplo, los sistemas más pequeños en comercios pueden realizar tareas como la agregación inicial de los datos de los sensores en unos grandes almacenes, un supermercado o un centro comercial, mientras que también pueden usarse potentes centros de datos edge para incrementar significativamente la potencia de computación en la ubicación correspondiente. Estos últimos pueden ser necesarios si los comerciantes desean ofrecer a sus clientes presentaciones elaboradas de sus productos basadas en realidad virtual y aumentada.

Relacionado:  Cumat utiliza soluciones de Rittal para realizar el cableado del cuadro eléctrico del Teatro OCEC (Omán)

La tecnología empleada en estos diseños vanguardistas puede variar enormemente, desde un rack de servicio básico hasta un rack con seguridad especial con una cubierta protectora adicional. Si se necesitase más potencia, la respuesta es un Edge Data Center de alto rendimiento basado en un centro de datos modular en formato container con protección contra las inclemencias del tiempo y los incendios. Una solución de este tipo se instala en el entorno inmediato de la ubicación en la que se generan los datos, tanto dentro como fuera de un edificio. Con la tecnología de refrigeración apropiada, soporta una potencia de salida de hasta 35 kW por rack.

Gracias a sus paredes de acero, los contenedores informáticos son estables y seguros. Su excelente movilidad también hace que sean muy flexibles, lo que significa que los centros de datos potentes pueden instalarse en cualquier lugar dentro de las instalaciones de la empresa o en un almacén.

Los requisitos determinan la configuración

Si los sistemas edge se usan para mejorar la potencia de computación local, el primer paso es especificar los objetivos de negocio asociados. Los expertos técnicos e informáticos usan esta información para definir las aplicaciones de software necesarias. Tras esto, es posible determinar la configuración de un Edge Data Center basado en esta lista de requisitos. Es necesario tener en cuenta una serie de criterios durante este proceso. Por ejemplo, los sistemas edge deben poder usarse de manera rápida y sencilla para cumplir con los requisitos técnicos de inmediato. El escenario ideal es que el fabricante facilite un sistema de llave en mano y listo para su uso junto con tecnología de refrigeración en el que solo se necesite una simple conexión a la fuente de alimentación y a la tecnología de red.

El funcionamiento del sistema edge debe ser automático y, en general, no debe necesitar mantenimiento para minimizar los costes operativos. Esto requiere una supervisión completa que cubra la alimentación eléctrica, la refrigeración y la detección y extinción de incendios. La categoría de protección necesaria se determina mediante factores tales como la ubicación y la protección contra fallos que necesita el sistema. También es importante emplear un sistema de supervisión que cubra las puertas del rack, así como los laterales. El sistema de cierre electrónico tiene el beneficio añadido de identificar qué personal ha tenido acceso al sistema y cuándo. Durante el mantenimiento remoto o emergencias, puede que sea necesario apagar completamente el sistema, lo que significa tener que interrumpir la alimentación eléctrica. Para esta finalidad se necesitan unidades de distribución de potencia (PDU, por sus siglas en inglés) conmutables.

Seguridad mejorada con edge

Los centros de datos edge pueden instalarse tras dos puertas de acceso para cumplir con las demandas de seguridad más exigentes. Una sala de seguridad de este tipo ofrece la protección máxima en caso de incendios o de un ambiente altamente contaminado. En exteriores, también debe garantizarse que la categoría de protección admite un funcionamiento informático fiable en un amplio intervalo de temperaturas; por ejemplo, desde -20 °C hasta +45 °C.

Proveedores como Rittal han desarrollado un concepto modular para estos requisitos variables. Las empresas pueden usar este sistema modular y montar la solución ideal para sus necesidades. A la hora de buscar una solución, Rittal adopta un enfoque global, trabajando con socios como ABB, HPE, IBM y el proveedor alemán de servicios en la nube iNNOVO. Esto implica que los clientes obtienen todos los servicios que necesitan de una única fuente. El sistema edge resultante, predefinido, estandarizado y todo en uno, puede mejorarse con componentes informáticos activos y opciones «como servicio» en una solución de llave en mano. El sector retail podrá, por tanto, usar datos que se actualizan continuamente para optimizar la experiencia del cliente y fidelizarlo a largo plazo.

https://www.rittal.com/es-es/content/es/start/index.jsp

COMPARTIR