Con la finalidad de mejorar la seguridad vial, la convivencia entre modos de transporte y la calidad del medio ambiente, el pasado 24 de octubre entró en vigor en Madrid la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, que fue aprobada en el Pleno del mismo mes por mayoría.

Entre las medidas que contempla el texto, que sustituye al de 2005, figura la reducción de la velocidad a 30 km/h en las calles con un carril por sentido o un solo carril, regula los Vehículos de Movilidad Urbana (VMU) e incluye los cambios de movilidad previstos en el Plan A y en el Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno.

La novedad que aporta este participativo documento se centra en la regulación de las nuevas formas de movilidad compartida y urbana, la prioridad del transporte público frente al privado y la seguridad vial y el aumento de la protección del peatón y, especialmente, de determinados colectivos como las personas con movilidad reducida, así como los entornos escolares u hospitalarios.

La nueva normativa recoge además los cambios de movilidad previstos en el Plan A, como la creación de la Zona de Bajas Emisiones Madrid Central y los criterios de acceso a la misma, y los contenidos en el Protocolo de Actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno. Asimismo, introduce la obligatoriedad de lucir en los vehículos los distintivos ambientales de la DGT en un plazo de seis meses, es decir, el 24 de abril.

Relacionado:  El Impacto de Sostenibilidad de Schneider Electric supera su objetivo de 6 sobre 10

Seguridad vial

Una de las medidas que más llama la atención, y que promueve claramente la seguridad vial, es que se establece el límite de velocidad en 30 km/h en las calles de un solo carril por sentido o de carril único, un 85% del total de la ciudad. En estas calles, los peatones tendrán que cruzar por los pasos señalizados al efecto. No obstante, en calles que forman parte de la Red Básica de Transportes podrá mantenerse en 50 km/h. A su vez, en las calles de más de un carril por sentido podrán rebajarse el límite de velocidad a 30 km/h siempre que la seguridad vial así lo aconseje. También reduce a 20 km/hora la velocidad en las zonas de plataforma única (calles de coexistencia).

Asimismo se crea la posibilidad de declarar “zonas de prioridad peatonal“, donde quedará prohibido el estacionamiento de motos en las aceras.

Carga y descarga

Figura como principales novedades para el sector de la distribución urbana de mercancías, la posibilidad de habilitar reservas para carga y descarga en zonas residenciales para reparto domiciliario ante la expansión del comercio electrónico y el establecimiento de un control del tiempo de ocupación mediante tique electrónico, así como la creación de un registro electrónico para la distribución urbana de mercancías.

La nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid

COMPARTIR