La CPR (del inglés Construction Product Regulation) es una Normativa Europea de obligado cumplimiento para el sector de la construcción.

Desde el pasado 1 de julio de 2017 queda prohibido para todos los fabricantes, distribuidores, prescriptores e instaladores de toda la Unión Europea fabricar, distribuir, prescribir e instalar materiales y cables que no estén fabricados bajo la Nueva Normativa CPR. La CPR afecta a todos los materiales que vayan a ser incorporados de forma permanente en viviendas, lugares públicos, obras de ingeniería civil, instalaciones de enlace o alumbrado exterior.

Esta norma obliga, entre otras cosas, a los fabricantes y distribuidores de material eléctrico a asegurarse de que el producto tiene el marcaje CE y que mantiene su trazabilidad después de su almacenamiento y distribución. La trazabilidad consiste en un conjunto de medidas y procedimientos que permiten registrar e identificar cada producto desde su origen hasta su destino final, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución. Lo más habitual es que se identifiquen los productos de una manera duradera, legible e indeleble con códigos alfanuméricos, códigos 2D (DataMatrix, QR…), códigos de barras, fechas…

¿Cómo se puede asegurar la trazabilidad y la identificación del material eléctrico?

Existen varias formas de identificar el material eléctrico de tal forma que se pueda trazar el producto desde su origen hasta el final de su vida útil:

  • Marcaje por láser de la cubierta de los cables, bien sea de material polimérico, plástico… El láser produce un resultado indeleble y con gran definición hasta para caracteres muy pequeños.
  • Marcaje por láser de conectores de plástico, componentes electrónicos y piezas de plástico o metal en general. El láser es muy eficaz marcando códigos 2D como DataMatrix o QR.
  • Identificación de cables o cuadros eléctricos con placas de materiales bi-capa que pueden cortarse y grabarse con un equipo láser o mecánico. Gravograph recomienda especialmente los materiales Gravostrat o Gravostral por sus cualidades ignífugas, por ser poco conductores de la electricidad y su muy buena resistencia a la mayoría de los agentes químicos y disolventes.
Relacionado:  El Gobierno aprueba 500 euros de ayuda para la compra de coches eléctricos

Gravograph ofrece soluciones para todas las necesidades del sector gracias a su amplio abanico de máquinas láser y de materiales de grabado:

La trazabilidad del material eléctrico es una obligación de fabricantes y distribuidores desde 2017, ¿cómo cumplirla?

COMPARTIR