Demostrar que los prestamistas y prestatarios de hipotecas pueden unirse para ayudar a combatir el cambio climático mediante la rehabilitación y mejora de millones de propiedades en toda Europa es el objetivo que persigue el último de los informes emitidos por World Green Building Council (WorldGBC), donde también se lanza el mensaje a entidades financieras y administraciones en general de crear un nuevo mercado para las hipotecas de eficiencia energética que esté a disposición de todos los ciudadanos.

La novena Semana Mundial de la Edificación Sostenible ha sido el marco propicio para la presentación de este trabajo denominado “Creando una Hipoteca a la Eficiencia Energética para Europa: Hacia un Nuevo Estándar de Mercado” (Creating an Energy Efficient Mortgage for Europe: Towards a New Market Standard), con el que básicamente se busca concienciar y promover el valor de las viviendas ecológicas en todo el mundo.

Plan Piloto de la UE

La Unión Europea está respaldando la puesta en marcha un plan piloto en cuyo marco se están ya probando esos requisitos que se precisan para hacer posible una hipoteca específica a la eficiencia energética. Bancos e instituciones financieras que representan una capacidad de financiación conjunta de más de 3 billones de euros, equivalentes a alrededor del 20% del PIB de la UE, se han implicado en este proyecto al considerar que la UE, para hacer frente a sus compromisos de lucha contra el cambio climático, debería acometer la rehabilitación de 23.000 hogares diarios de aquí a 2050.

El informe de WorldGBC prioriza el que Europa debería financiar los esfuerzos necesarios para transformar el parque edificado y reducir el 40% de las emisiones de carbono europeas que provienen de los edificios. Una actuación destacada ya que se parte de un parque edificatorio obsoleto y con unas viviendas que, en el 97% de los casos, resultan ineficientes.

Para conseguir ese modelo de hipoteca, el informe propone nuevos estándares destinados a evaluar la eficiencia energética de una propiedad, valorando el que pueda reducir los riesgos financieros y climáticos a las entidades financieras y, a la vez, ayude a los solicitantes a acceder a unas condiciones más favorables, tales como tasas de interés hipotecarias más bajas.

Relacionado:  ¿Reciclar o reutilizar las baterías de los vehículos eléctricos?

Dichos estándares han sido diseñados por un grupo de 10 Green Building Councils y se lanza en un momento en que los principales bancos europeos intentan que sus cuantiosos préstamos e inversiones resulten compatibles con los compromisos contraídos en virtud del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

Con esas referencias, en el informe se describe la potencia comercial de las hipotecas a la eficiencia energética, detallando la forma en que prestatarios y prestamistas ven reducidos los riesgos al disminuir los costes de las facturas energéticas. La conclusión es que los prestatarios disponen de mayor capacidad financiera para hacer frente a los pagos de la hipoteca y estarán más respaldados frente a una posible devaluación de las propiedades ineficientes en una sociedad cada vez más concienciada con la contaminación y el cambio climático.

James Drinkwater, director de la red europea de WorldGBC, tiene claro que “los europeos somos muy conscientes de los riesgos de no actualizar nuestros viejos y contaminantes coches“, aunque la realidad es que “carecemos de financiación accesible para ayudar a los propietarios a actualizar sus también viejas casas contaminantes“. Consciente de que las hipotecas a la eficiencia energética ofrecen beneficios para todos los implicados, Drinkwater lanza el llamamiento de que “los prestamistas, la industria y los gobiernos deben trabajar juntos” para garantizar que estos productos “lleguen a millones de propietarios“.

A nivel nacional, Green Building Council España coordina el proyecto piloto en colaboración estratégica con Triodos Bank. En dicho plan, que servirá para hacer pruebas sobre cómo los estándares propuestos proporcionan a los prestamistas la información que precisan para detectar el impacto de la eficiencia en los riesgos hipotecarios, colabora también el Ayuntamiento de Madrid, Caja Rural de Navarra, Unión de Créditos Inmobiliarios, UCI, Cohispania y TINSA.

Para Emilio Miguel Mitre, coordinador de EeMap en España, “la hipoteca verde puede abrir excelentes perspectivas de crecimiento como práctica corriente de la rehabilitación energética de la edificación, y para el acceso a la propiedad de edificación sostenible en general”, advirtiendo que “deberá contarse con un sólido apoyo técnico que respalde las intervenciones en un marco de confianza“.

El papel clave de las hipotecas sostenibles para hacer frente al cambio climático

COMPARTIR