La compañía Uber ha dado a conocer el pasado 27 de agosto un nuevo paso en su asociación con Toyota con un nuevo acuerdo por el que suministrará su sistema de conducción autónoma para su implementación en las furgonetas Toyota Sienna Minivans.

Además de un avance en el marco del desarrollo de vehículos sin conductor, este acuerdo supone que nuevo modelo de negocio para Uber, ya que estas minivans de conducción autónoma no estarán operadas por la compañía, sino que la propiedad y la gestión de estos vehículos se cederá a una tercera empresa.

Implantación de tecnología de conducción autónoma autónoma a gran escala

Estamos adoptando un nuevo enfoque”, ha escrito Eric Meyhofer, jefe del Grupo de Tecnologías Avanzadas de Uber, en la web de la empresa, “la ampliación de nuestra alianza con Toyota demuestra nuestro compromiso con la implementación de tecnología de conducción autónoma a gran escala para nuestros pasajeros de todo el mundo”.

Relacionado:  El PSOE apuesta por las energías renovables y censura las nucleares y el Fracking

Ambas empresas llevan colaborando en el desarrollo de tecnología de conducción autónoma para su incorporación a la red de Uber desde el año 2015.

Uber implementa su sistema de conducción autónoma a minivans de Toyota operadas por un tercero

COMPARTIR