En nuestra revisión mensual del precio de la electricidad en España parecemos estar viviendo un continuo día de la marmota, escribiendo mes tras mes cómo este no para de subir y marcar niveles máximos cada treinta días.

Durante este mes de agosto, el mercado eléctrico ha vuelto a dispararse y el precio de la electricidad alcanza su nivel más alto en lo que va de año (68,52 €/MWh durante el pasado miércoles 22 de agosto de 2018). El anterior récord no estaba muy lejano, con los 68,51 €/MWh del lunes 6 de agosto de 2018.

En esta ocasión, la subida en el precio de la electricidad viene provocada en su mayor parte, aunque no en su totalidad, por el nuevo resfriado que está sufriendo el parque nuclear francés. Ya es habitual que este sufra achaques ante el menor cambio de temperatura y la ola de calor sufrida durante este verano ha provocado el cierre de 22 reactores y que 3 de los que sí funcionan lo hagan a una potencia mínima.

Relacionado:  El autoconsumo fotovoltaico podía llegar a los 1500 MW en tres años

Pero, como apuntábamos anteriormente, estas no son las única causas que provocan estos altísimos precios. La ola de calor también trae consigo una mayor demanda por parte de los hogares (a causa de sus equipos de ventilación y climatización), mientras que el carbón cotiza a cifras cercanas a los cien dólares la tonelada y el C02 vale hasta cuatro veces más que el mismo mes del pasado año: 19,39 euros la tonelada – el precio más alto de la década.

Por su parte, las energías renovables no están ayudando a que se reduzca el precio a causa de la escasa producción eólica de este verano. En resumen, el mercado eléctrico español está viviendo una nueva tormenta perfecta (y van…) pero, por si sirviera aquello de ‘mal de muchos, consuelo de tontos’, su equivalentes europeos están sufriendo los mismos problemas.

Un mes más, el precio de la electricidad vuelve a marcar un nuevo techo

COMPARTIR