«Diseñamos e impulsamos políticas públicas para hacer de Lugo una ciudad más accesible, cómoda, humana, más verde, sostenible, más social, con más espacios públicos para uso público, para las personas«, aseguró la alcaldesa de esta ciudad, Lara Méndez, durante su intervención en el Foro de las Naciones, un encuentro internacional que se celebró la semana pasada en Madrid centrando el debate sobre modelo de ciudad sostenible.

Para conseguir ese modelo de ciudad al que aspira Lugo, el gobierno municipal se ha marcado unos objetivos concretos y unas medidas a implementar que tienen en el proyecto Lugo+Biodinámico todo un referente.

Este plan, que lidera el Ayuntamiento y en el que participan la Diputación y las Universidades de Santiago y la Politécnica de Madrid, incluye el diseño y construcción del primer edificio de iniciativa pública de Galicia y uno de los primeros de España íntegramente de madera -Impulso Verde,- que se abastecerá de biomasa y se convertirá en un referente en la aplicación de modelos constructivos sostenibles.

Colaboración entre Administraciones

Explicó la alcaldesa que el proyecto, que cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros -de los que 50% proceden del plan europeo Life-, está convirtiéndose en un éxito de colaboración entre administraciones. «Se trata«, dijo Méndez, «del proyecto más transversal del Ayuntamiento» y con un horizonte de impacto más largo, «con el que hacemos realidad nuestra firme convicción de que las administraciones tenemos que ejercer el mecenazgo de la innovación«, ya que, a su juicio, son «los únicos capacitados para no medir la investigación en tener de beneficios económicos«. Conseguirlo implica «ir de la mano de la Universidad, como hacemos en este proyecto«, concluyó.

Relacionado:  Osram Essentials, la solución para instaladores profesionales

La alcaldesa también repasó los otros grandes ejes de actuación dentro de ese modelo de ciudad al que aspiran. Uno de ellos es la estrategia de movilidad, sustentada por medidas encaminadas a reducir el uso del vehículo personal y con ello, mejorar la calidad de vida de los vecinos. El programa Lugo Smart City es otro de esos ejes vertebradores. Con un presupuesto de 4,1 millones, de los que el 60% proceden del FEDER, tiene por objetivo la implantación de la administración electrónica y avanzar hacia gestión sostenible y eficiente de los servicios públicos, aprovechando las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías, lo que produce un ahorro económico y energético.

Citó también el programa ‘Muramiñae, da Muralla ao Miño’, de EDUSI, que como su propio nombra indica tiene por objetivo eliminar la discontinuidad urbana que existe entre el centro de la ciudad y el río Miño, y por supuesto el proyecto Lugo+Biodinámico.

lugo, ciudad sostenible, material eléctrico, instaladores eléctricos, ielektro, sostenibilidad