Zaragoza quiere convertirse en 2019 en referente nacional y europeo de ciudad inteligente y de movilidad. Para ello tiene planeado abrir un espacio donde albergar el futuro de la automoción: vehículos eléctricos y de conducción autónoma. El lugar elegido para llevar a cabo este cometido no es otro que el famoso Pabellón Puente situado a orillas del Ebro que diseñó la laureada arquitecta iraní Zaha Hadid para la Expo del Agua celebrada el pasado 2008.

el lugar que acogerá el proyecto liderado por la Fundación Ibercaja y el Gobierno de Aragón, que destinará millón y medio de euros para relanzar este espacio, en letargo durante la última década. Y es que a pesar de que han pasado diez años de la Expo, algunos de sus edificios siguen esperando una segunda vida. El Pabellón Puente era uno de ellos, hasta ahora.

Precisamente en ese icónico emplazamiento, más de 20 empresas relacionadas con el sector rubricaron este lunes el Acuerdo de intenciones de adhesión al Mobility City (Ciudad de la Movilidad), entre las que destacan Volvo España, Nissan, Opel, Porsche o Peugeot. “Es una iniciativa llamada a impulsar un sector estratégico de la economía aragonesa: la automoción y su nuevo paradigma, la movilidad sostenible”, explicó el Director General de Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig. “Aquí se fabrican el 80% de los vehículos que se hacen en España”, puntualizó.

Aragón debe tener su sitio a nivel nacional e internacional y siempre desde la sostenibilidad”, detalló por su parte el presidente de esa entidad, Amado Franco. “Unimos fuerzas en un proyecto innovador, ambicioso, con el propósito de generar empleo en nuestra tierra”. El presidente de Aragón, Javier Lambán, abogó por situar a la comunidad y a Zaragoza a “la vanguardia de la movilidad y la conectividad”.

Relacionado:  Philips actualiza su tarifa formato Bmecat

Sede de la sostenibilidad El Pabellón Puente tendrá así una segunda vida al transformarse en la sede de la sostenibilidad de España y en centro de referencia de la innovación. “Necesitamos que sea algo más que un escaparate, tiene que ser una ventana al futuro y a la defensa del medio ambiente”, señaló el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, que abogó por la movilidad eléctrica y las energías renovables.

En concreto, se dividirá en tres zonas: una dedicada a empresas, donde podrán ofrecer conferencias, probar prototipos o convertirse en laboratorio de ideas; otra al ámbito formativo, donde se mostrarán los últimos avances en digitalización; y una última dirigida a la ciudadanía, para que se impliquen en el proceso. El objetivo persigue configurarse como un centro en el que start-ups, entidades públicas, centros tecnológicos, clústeres y la sociedad puedan conocer la configuación de la movilidad del futuro.

El Pabellón se convertirá, por tanto, en un lugar de intercambio de ideas para las empresas especializadas, de conferencias y laboratorio de pero también en espacio de divulgación con foros y ferias para atraer al talento joven, en un museo sobre la historia del automóvil con muestras y exposiciones de las novedades tecnológicas y la digitalización, y en una Smartpolis, donde las familias conocerán, a través de concursos, paneles y simuladores, hacia dónde se dirige el futuro de las urbes.

Los niños también tendrán su hueco, puesto que podrán jugar a ser ciudadanos del futuro. “A la industria del automóvil le va a pasar como a Nokia y Vodafone”, señaló el vicepresidente de Anfac, Mario Armero. Vamos a pasar de fabricar coches a ofrecer servicios para la movilidad. La industria del automóvil no solo afecta al automóvil, sino a otros agentes”.
zaragoza, pabellón puente, movilidad, movilidad eléctrica, instaladores eléctricos, ielektro, material eléctrico