El pasado viernes 1 de Junio Mariano Rajoy dejó de ser el presidente del Gobierno de España tras convertirse en el primer presidente español destituido por una moción de censura.

Su lugar lo ha ocupado Pedro Sánchez Pérez-Castejón (Madrid, 29 de febrero de 1972), cabeza del PSOE (Partido Socialista Obrero Español), quien tendrá que tratar de sacar a cabo una situación de gobierno un tanto estable a la vez que tratará de acomodar su programa en unos presupuestos aprobados por un Partido Popular que ya ha mostrado sus intenciones de luchar contra los mismos a base de cuantas enmiendas sean necesarias.

Sobre el papel, los puntos donde menos dificultades debería encontrar a la hora de llevar a cabo su programa es en aquellos que tratan materias de energía y medio ambiente; precisamente los que más nos ocupan en este periódico.

Tras el nefasto periodo de Nadal por la cartera de Energía, donde solo consiguió enfrentarse a todo el mundo (menos a los mineros) y no cumplir ninguno de sus dos objetivos primordiales: proteger a los consumidores de los vaivenes del mercado y llevar a cabo la transición energética hacia las renovables, es de esperar que el gobierno socialista sí logre avances en estos campos.

Derogar el impuesto al Sol, así como favorecer el autoconsumo, son propuestas que ya han contado con el respaldo del Congreso en el pasado – llegando a imponer su voluntad frente a la del gobierno. Es de suponer que tanto Unidos Podemos, sus corrientes, Ciudadanos y todos los partidos nacionalistas con la sola salvedad de Coalición Canaria, den su apoyo al PSOE en una materia que ya apoyaron en el pasado.

Estamos hablando, claro, de la Proposición de Ley de medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico que pretendía acabar con los peajes de respaldo a este tipo de instalaciones, una de las reclamaciones más demandadas por el sector renovable, y más en línea con las políticas planteadas desde la Unión Europea. En palabras recogidas en ElDiario.es, el líder del PSOE se compromete a “aprobar una Ley de Transición Energética y Cambio Climático que incentive la inversión en renovables, llegando a ejemplos de acuerdos que abren una senda que merece la pena recorrer” como “derogar el ‘impuesto al sol’ que muchos colectivos están pidiendo”.

Parece claro que Podemos, sus corrientes y los grupos nacionalistas apoyarán este tipo de medidas, quedando solo por saber qué posición ocupará en el tablero Ciudadanos. Por su parte, el partido de Rivera sí que se ha posicionado a favor de las intenciones socialistas para con la energía nuclear, tanto a la hora de cerrarlas (a los 40 años de uso) como en su gestión (reformando el funcionamiento del Consejo de Seguridad Nuclear en busca de una mayor independencia y transparencia).

Relacionado:  Grupo Electro Stocks reúne a sus 87 principales fabricantes estratégicos con carácter previo al Electro FORUM

Los sectores ecologistas se muestran esperanzados ante la salida del gobierno popula y la llegada de Sánchez. Grupos como Greenpeace ya han dejado claro qué esperan de aquel o quella que ocupe la cartera de Medio Ambiente “La Ley de Cambio Climático y Transición energética no admite más demoras”. Cabe recordar que se llevan meses esperando por un borrador por parte de Isabel García Tejerina, última persona en ocupar el cargo.

En resumen, por delante quedan unos meses tan interesantes como decisivos en cuestiones energéticas y medioambientales, estrechamente relacionadas desde hace décadas. Por el momento, Sánchez ya ha hablado de sentar “las bases para la necesaria transición ecológica de nuestra economía, el fortalecimiento de los organismos reguladores y la defensa de la competencia, en beneficio del consumidor y usuario, y la Ley de Transición Energética y Cambio Climático que incentive la inversión en renovables”. Tiene seis meses para presentar el Plan Nacional de Energía y Clima y así cumplir con las imposiciones europeas.

medidas, pedro sánchez, impuesto al sol, autoconsumo, material eléctrico, instaladores eléctricos, ielektro, unidos podemos, psoe