En 20 años nuestras carreteras llena de SUV eléctricos. Al menos eso es lo que se desprende del último estudio desarrollado por Bloomberg New Energy Finance (BNEF). Esta publicación de la consultora nace con el objetivo de que ofrecer datos y contexto que permitan a los inversores entender tendencias y variaciones en el mercado de la energía.

En el informe que hoy nos ocupa queda patente tanto que los coches eléctricos son el futuro del sector como que las baterías son el componente más diferencial de los mismos. Por ello, es donde más investigación e inversiones se están realizando y es una de las apuestas recomendadas por la publicación.

En iElektro ya hemos hablado con anterioridad de las previsiones que hablan de cifras cercanas a los 1.6 millones de vehículos eléctricos que se espera que haya en el mundo para finales de este año 2018. Dicha cifra puede parecer irrisoria si la comparamos con los más de 100 millones de coches convencionales que se fabrican cada año, pero la percepción cambia si aportamos que hace apenas 4 años la cifra de coches eléctricos no llegaba al medio millón.

Con un crecimiento tan brutal como este (26 %), las previsiones de Bloomberg no son demasiado comedidas: 11 millones de vehículos eléctricos vendidos en el mundo en 2025 y 30 en 2030. En esta década de 2030 es también cuando estiman que un motor eléctrico será más barato que uno de combustión interna. Finalizan sus elucubraciones con la década de 2040, para la que adivinan 559 millones de vehículos eléctricos circulando por el mundo y unas baterías a razón de 70 dólares el kWh de capacidad.

Relacionado:  "El Mundo del Instalador”, el espacio de FENIE en MATELEC 2018

Olvídate de tener un coche particular… y de los deportivos

Seguramente la parte más interesante del estudio, seguida por aquella en la que hablan del progreso en las baterías sólidas, es la que trata sobre el tipo de movilidad que predominará en el futuro. Tener un coche particular esperándonos en la puerta será algo mucho menos habitual que llevar una tarjeta que de acceso a un servicio de carsharing – en la actualidad ya estamos acostumbrados a ver coches y motos eléctricas en nuestras ciudades que pertenecen a particulares y que podemos alquilar en unos pocos segundos a través de una aplicación móvil.

Este tipo de servicios en los que la versatilidad es la característica más demandada, así como las tendencias actuales del mercado – durante el pasado 2017 coparon el 42 % de las ventas de coches en EE.UU y el 39 % en China, permiten intuir que los SUV serán el tipo de coche que predominará en las carreteras.

suv, coche eléctrico, material eléctrico, instaladores eléctricos, ielektro, baterías, baterías sólidas,