El Ayuntamiento de Toledo anuncia que sustituirá en breve más de 850 luminarias por otras de tecnología LED, consiguiendo así hacer más eficiente su alumbrado público y mejorar la iluminación de todos los barrios.

La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad, Eva Jiménez, ha sido la encargada de presentar, este pasado martes 3 de abril, esas nuevas actuaciones que se desarrollarán este año en la ciudad y que contemplan, además de la renovación de esas 850 luminarias, la instalación de 150 nuevos puntos de luz en zonas verdes y otros viales.

Jiménez detalló que los cambios se enmarcan dentro de la segunda fase del Plan de Sustitución de Luminarias que viene desarrollando el Ayuntamiento desde que se inició la Legislatura. Ese plan ha permitido hasta ahora el cambio de 650 luminarias por bloques ópticos LED.

Adicionalmente, hay que sumar la sustitución de las 12.000 lámparas de toda la ciudad, así como su limpieza y “puesta a punto”, y la inclusión en edificios municipales en el cambio de luminarias, procediendo a la sustitución de 102 pantallas antiguas de fluorescentes por tecnología LED, acciones que para la edil suponen no sólo un destacado horro de energía, sino que también “mejoran la calidad lumínica del alumbrado”.

Relacionado:  Endesa ilumina la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Montemayor

Mejora lumínica de Toledo

La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad ha reconocido que la sustitución de lámparas ha permitido mejorar la iluminación de la ciudad en un 18%, aumentado esos porcentajes en hasta el 60 y 80% en alguno de los barrios. También apuntó a que si se hace una estimación de los ahorros energéticos obtenidos desde que se pusieron en marcha estos planes de mejora, el gasto económico se ha visto reducido en 125.000 euros y el energético en más de 700.000 kilovatios, en una comparativa entre el año 2014 y el 2017.

Con este nuevo conjunto de actuaciones estaremos llegando a la práctica totalidad de los barrios de la ciudad que verán mejorada la calidad de su iluminación, al tiempo que reducimos sustancialmente el consumo y la factura“, afirmó Jiménez, para quien este amplio programa reportará unos resultados “muy importantes” en términos de ahorro energético.

Pero hay más, ya que supone “lanzar a la sociedad un mensaje de compromiso con la protección del planeta, en la que este Ayuntamiento quiere ser ejemplo y cabeza visible“, explicó la representante municipal, y reducir también los niveles de contaminación lumínica y de emisiones contaminantes a la atmósfera.

iluminación, material eléctrico, alumbrado público, Toledo, sostenible, sostenibilidad, ielektro