Conscientes de que los elevados costes ambientales, sociales y económicos del modelo actual aconsejan emprender una transición energética hacia un modelo basado en energías renovables, que impulse la eficiencia energética y sitúe la ciudadanía en el centro, contribuyendo además como parte importante a la sostenibilidad del Planeta, el Clúster d’Energia Eficient de Cataluña se erige como un agente clave en este proceso de transición, al integrar como asociados a representantes de toda la cadena.

En el Clúster de l’Energia Eficient están firmamente convencidos de que Cataluña debe avanzar por esa senda, que debería hacer factible «el abandono de la energía nuclear y reducir la dependencia de los recursos fósiles«, reconocen desde el Clúster, apuntando también a «la necesidad de abrir el mercado energético a la competencia regulada y crear un marco normativo e impositivo favorable a la transición energética», consiguiendo además «empoderar la ciudadanía para que adopte un rol más activo y participativo en el ámbito de la energía», agregan.

Acerca del papel que debería jugar cada uno de los actores implicados en ese proceso de transición energética, el presidente del CEEC, Xavier Farriols, pone el foco en que «las políticas que impulsan este proceso sacan relevancia en la generación energética, hoy fundamentalmente a manos de grandes empresas, y empoderan la demanda, abriendo la posibilidad a la entrada de muchos más agentes dentro del modelo energético, entre los que destacan los ciudadanos«.

Modelo descarbonizado

Llegados a este punto, cabe recordar que el Govern de Catalunya, a través del Institut Català de l’Energia, ya está comprometido en el desarrollo de una propuesta de nuevo modelo energético «que prevé una transición hacia un modelo descarbonizado, en consonancia con los planteamientos de la Comisión Europea«. En la argumentación del CEEC, la eficiencia energética se sitúa como primer elemento a impulsar, además de disponer el ciudadano en el centro del sistema, haciéndolo evolucionar hacia una figura de prosumer (consumidor y generador) y conseguir descarbonizar la movilidad, mediante la reducción del número de vehículos y la electrificación del parque.

Relacionado:  Las ferias multiplican las oportunidades de conseguir grandes objetivos comerciales en poco tiempo

La transición hacia este nuevo modelo energético, renovable y distribuido, parte de forma indispensable de una corresponsabilidad de todos los ciudadanos y municipios con respecto, por ejemplo, la generación de suelo apto para que se puedan desarrollar las energías renovables, intensivas en el uso de territorio.

A largo plazo, este nuevo modelo energético debería permitir cumplir los objetivos del nuevo Paquete «Clean Energy for All Europeans» de la UE (27% del consumo «bruto» de energía final y el 50% del mix eléctrico debe ser renovable; 30% de eficiencia energética en relación a las proyecciones de futuro; 40% de reducción de emisiones de GEI del sector energético en relación a 1990), disponer de un modelo energético basado al 100% en las energías renovables en el horizonte 2050 e implementar medidas de eficiencia energética que reduzcan el consumo en todos los sectores de actividad.

cluster, catalana, Cataluña, eficiencia energética, eficiencia, modelo energético, instaladores eléctricos, material eléctrico, ielektro