Durante estos días circulará por Estocolmo un curioso autobús lanzadera, mezclado en el tráfico con vehículos y transeúntes. La razón que diferencia a este autobús del resto es que no necesita un conductor humano para realizar sus trayectos.

El vehículo colectivo estará en prueba los próximos seis meses, comprobando su comportamiento en cualquier tipo de condición ambiental, climatológica o de tráfico, la conectividad de su red 5G, así como el control y la respuesta humana en remoto.

El proyecto es obra de la empresa sueca Nobina Tech y algunas entidades como la ciudad de Estocolmo, Klövern, el KTH (Instituto Tecnológico Sueco), SJ y Urban ICT Arena. La tecnología será desarrollada y aportada por Ericsson.

 

El futuro del transporte urbano

Nobina Tech pretende que este autobús, englobado en el proyecto Drive Sweden, siente las bases de lo que será el transporte urbano en el futuro, por lo que estas pruebas de larga duración con tráfico y situaciones reales son necesarios test a realizar para ver qué funciona y qué no, y cómo solucionar esto último.

Relacionado:  El cálido invierno Fujitsu

El citado proyecto Drive Sweden comenzó su andadura en el año 2015, y tiene un carácter estratégico para el gobierno sueco; motivo por el cual ha reunido en sus filas a todos los sectores de la sociedad con el fin de revolucionar el transporte urbano y la seguridad vial.

Su velocidad máxima será de 24 kilómetros por hora.

drive Sweden, Eriksson, minibús autómata, autobús sin conductor, coche eléctrico, sostenible, coches autónomos, Estocolmo, ielektro, material eléctrico, ibstaladores eléctricos