Sin volante ni pedales, así es el vehículo autónomo y eléctrico que General Motors quiere sacar al mercado el próximo año. Según ha anunciado la compañía, ya ha solicitado al Departamento de Transporte de Estados Unidos el permiso que haría posible que su modelo Cruise AV comenzara a circular por las carreteras en 2019.

Se trata de la cuarta versión de su prototipo de vehículo autónomo y el primero que está listo para llevar a cabo su producción y su puesta en circulación para operar de manera segura sin controles manuales. El fabricante de coches ha publicado un informe sobre el proceso de creación del Cruise AV, en el que aporta detalles sobre las medidas de seguridad que incluye.

De hecho, General Motors hace hincapié en que el 94% de los accidentes de coche se debe a errores humanos, un factor que quieren eliminar con la puesta en el mercado del Cruise AV, que combina el software creado en Sillicon Valley con sus infraestructuras de fabricación en Detroit (EE.UU). El coche autónomo que quiere sacar al mercado el próximo año será cero emisiones y se ofrece, además de como un cambio en la manera en la que se entiende actualmente el uso del tiempo y el espacio cuando viajamos en coche, como una mejora en el acceso a la movilidad para las personas que no pueden conducir debido a alguna discapacidad o a la edad.

Relacionado:  Endeavour Energy trabaja con Schneider Electric para proporcionar energía fiable a 2,4 millones de australianos

coche autónomo, coche eléctrico, general Motors, ielektro, material eléctrico, instaladores eléctricos, instalador eléctrico, ielektro