La empresa Sofos Energía está construyendo una instalación de autoconsumo fotovoltaico de 182,85 kWp (180 kWn) para la empresa Arenes Bellpuig, en Lérida. La instalación estará conectada a la red interior y será una de las más grandes de autoconsumo fotovoltaico, tanto en la provincia de Lleida como en Cataluña. Gracias a ella, Arenes Bellpuig conseguirá ahorrar una media de 24.000 euros anuales y evitará la emisión de 30.856,95 kg de CO2 al año.
Vista aérea de las instalaciones de Arenes de Bellpuig, sobre cuya cubierta se está montando un sistema de autoconsumo fotovoltaico.
Con esta instalación, cuya inversión ha sido de 200.000 euros, Arenes Bellpuig conseguirá un ahorro acumulado de un millón de euros al cabo de 40 años de la vida útil del sistema. 

Ubicada en la localidad de Bellpuig, la empresa está dedicada a la extracción, clasificación, tratamiento de áridos y fabricación de mortero seco. Con esta instalación, el sector de los áridos (fabricación de áridos, cemento y hormigón) se suma a los numerosos sectores que ya han descubierto en el autoconsumo fotovoltaico una importante fuente de ahorro complementaria a su negocio.

Se trata de una instalación sobre cubierta, con una parte inclinada y otra sobrepuesta, compuesta de 690 paneles policristalinos Canadian Solar de 265 Wp cada uno y tres inversores SMA de 60 kW. La producción prevista supera los 270.000 kWh anuales, de los cuales se autoconsumirá el 87%, mientras que el 13% restante será vendido a la red como excedentes.

Relacionado:  La cinta adhesiva Ceys, un plus de fijación y seguridad

Ahorro energético, competitividad empresarial y reducción de emisiones

La inversión inicial de esta instalación ronda los 200.000 euros y el ahorro medio anual previsto es de 24.000 euros, con un total de un millón de euros de ahorro acumulado en la vida útil estimada de la instalación, que es de 40 años. Arenes Bellpuig destaca que esta instalación les ayudará a reducir la factura de la luz y poder ser más competitivos, puesto que generará casi un 15% de la electricidad que necesitan para funcionar, a un coste mucho menor del que resulta al comprarla a la red.

Además, esta instalación supondrá un ahorro de 30.856,95 kg de CO2 anuales, el equivalente a las emisiones de CO2 de las viviendas de 70 personas o el equivalente a plantar 1.142 árboles.