La solución All-in-one de ABB integra un conjunto de innovadoras funciones de protección, control, conectividad y gestión inteligente que aseguran la continuidad de servicio, fiabilidad y productividad de las instalaciones eléctricas Microgrid.

Un cambio de modelo obligado

La generación de energía renovable ha experimentado un crecimiento notable en los útlimos 10 años. La sociedad es cada vez más consciente de los cambios ambientales y limitación de los recursos energéticos fósiles y por lo tanto asume la necesidad de un modelo energético basado en el autoconsumo.

Además, las redes eléctricas tradicionales son cada vez más frágiles frente a fenómenos climáticos y no aseguran la fiabilidad de servicio de manera permanente. La propia estrucutura de estas redes, a su vez, dificultan la integración de fuentes de energía renovables distribuidas.

¿Qué es una instalación eléctrica Microgrid?

Una instalación Microgrid es una red eléctrica con cargas de consumo y fuentes de generación controladas y gestionadas adecuadamente para asegurar el servicio tanto con la instalación conectada a la red de distribución eléctrica como desconectada de ella.

Las instalaciones Microgrid tienen un único punto de unión con la red de distribución eléctrica, como puede ser el caso de centros comerciales, campus, industria, etc. Otros ejemplos muestran como una Microgrid puede trabajar permanentemente de manera aisalda de la red de distribución, como barcos o comunidades rurales.

La solución All-in-one de ABB es la única solución del mercado que permite gestionar y controlar las instalaciones Microgrid de manera inteligente para asegurar su continuidad de servicio, fiabilidad y productividad.

ABB ofrece una única solución que combina funciones innovadoras de protección, control, conectividad y gestión que simplifica y acelera la interacción del usuario como nunca antes.

Protección

Un edificio conectado a una red eléctrica tradicional sufre numerosos fallos de servicio eléctrico cada año. Esto afecta gravemente a la productividad, seguridad y confort del usuario y a los dispositivos conectados. Esto puede llegar a generar pérdidas económicas importantes.

La nueva función de Protección Interfaz de la solución All-in-one permite proteger adecuadamente las instalaciones de usuarios activos que viertan energía a la red de distribución. Se trata de un complejo algoritmo de protección de tensión, corriente y frecuencia que detecta fallos en la red y desconecta los elementos activos de la Microgrid para evitar que sus fuentes de energía contribuyan a la falla de la red de distribución. La función Protección Interfaz es una exigencia de la normativa para todos los usuarios activos y es complementaria además con las señales de enclavamiento eléctrico de la protección de Media Tensión.

El hecho de integrar esta nueva función en el propio interruptor automático de bastidor abierto de baja tensión Emax 2 de ABB permite evitar la instalación de un relé externo de protección de interfaz en la instalación.

La nueva Protección Interfaz, además, desconecta la instalación de la red de distribución en caso de falla y permite que la Microgrid empiece a trabajar de forma aislada, sin perder la continuidad de servicio.

Al mismo tiempo, el propio interruptor Emax 2 de ABB adapta automáticamente sus curvas de protección y las del resto de interruptores para adecuar la protección y selectividad eléctrica a las nuevas condiciones y requerimientos eléctricos de la Microgrid aislada (las corrientes de cortocircuito de las fuentes de generación auxiliar suelen ser muchísimo más pequeñas que las de la red).

Relacionado:  India tiene un nuevo tren que se mueve con energía solar

Esta innovadora función llamada Protección Adaptativa permite garantizar la correcta protección y seguridad de la instalación en cualquier escenario de la Microgrid.

Además, Emax 2 ofrece un amplio abanico de funciones de protección para generadores (grupos electrógenos), asegurando la proteccción adecuada para todos los recursos energéticos de la instalación.

Control

La solución All-in-one de ABB ofrece la posibilidad de incluir la función de transferencia de redes ATS integrado en el propio interruptor automático Emax 2, siendo el primer interruptor de baja tensión del mercado en combinar y coordinar tanto funciones de protección como de control de la instalación.

Esta función permite activar las fuentes de generación auxiliar de la instalación (por ejemplo grupos electrógenos) y transfrir la alimentación de la Microgrid desde la red de distribución hasta dichas fuentes auxiliares, garantizando así una transferencia segura para mantener la continuidad de servicio y fiabilidad de la instalación.

La integración de esta nueva función en el propio interruptor Emax 2 evita el uso de sensores y controladores externos usados en las soluciones tradicionales, garantizando un ahorro de hasta un 30% del espacio ocupado por los cuadros de distribución eléctrica y maximizando el nivel de fiabilidad de la solución ATS.

La solución es Plug&Play gracias a plantillas pre configuradas sin ningún tipo de programación que permiten modularizar y estandarizar el control de las instalaciones.

Conectividad

La supervisión energética permite monitorizar y controlar el estado de las instalaciones eléctricas. Además de los parámetros energéticos convencionales, es posible supervisar los parámetros más avanzados de calidad de red incluso de manera integrada en el propio interruptor automático Emax 2.

ABB permite integrar las instalaciones Microgrid en los nuevos sistemas de control de subestaciones y Smartgrids mediante el protocolo de comunicación IEC61850, embebido en el propio interruptor automático Emax 2. El interruptor es el único del mercado capaz de comunicar directamente en 7 protocolos de comunicación diferentes.

Además, ABB ofrece soluciones de supervisión energética para monitorizar, optimizar y controlar el consumo energético de múltiples instalaciones a través de la innovadora tecnología Cloud, de una forma cómoda, rápida y sencilla para el usuario.

Gestión

La solución All-in-one de ABB, basada en algoritmos de protección y control especificamente desarrollados para redes Microgrid, aumenta la productividad y reduce los costes energéticos de su instalación.

La función de deslastre de cargas automático permite garantizar la continuidad de servicio de la instalación Microgrid, deconectando únicamente las cargas no prioritarias frente a un fallo de la red de distribución. Las cargas que el usuario identifica como no prioritarias son desconectadas antes de la transferencia automática (ATS) desde la red de distribución a las fuentes auxiliares.

El interruptor Emax 2 verifica la protección ROCOF para activar el deslastre únicamente cuando la energía consumida por la instalación es superior a la producida por las fuentes de generación auxiliar.

Con la instalación conectada a la red de distribución y sin ningún tipo de fallo de servicio, la función Ekip Power Controller integrada en el propio interruptor Emax 2 de ABB permite gestionar la demanda de energía de la instalación y mantener una curva de consumo estable, evitando penalizaciones de la compañía eléctrica y reduciendo su coste energético de explotación.

all in, abb, solución, instalaciones eléctricas, microgrid, control, gestión, protección, conectividad, instaladores eléctricos, ielektro