Mejora la imagen empresarial para la internacionalización de tu empresa

A MENUDO, EL TEJIDO EMPRESARIAL PYME ESPAÑOL, Y EN PARTICULAR EL DEL SECTOR ELÉCTRICO, SE TIENE QUE ENFRENTAR A GRANDES RETOS EN SU DÍA A DÍA, PERO SIN DUDA, UNO DE LOS MÁS IMPORTANTES DE LOS ÚLTIMOS AÑOS, HA SIDO EL DE SU PROPIA SUPERVIVENCIA.

En muchos de los casos, esta supervivencia se ha conseguido gracias a la apertura hacia nuevos mercados exteriores, mercados en los que el producto español, tenía una gran aceptación por dos motivos fundamentales: calidad y precio.

Pero esto no ha sido suficiente, en estos nuevos mercados en los que la imagen de marca es casi tan importante como la calidad del propio producto, las empresas familiares españolas han tenido que empezar usar el marketing como un argumento de venta más.

Esta transición hacia lo internacional ha venido marcada por dos aspectos: lentitud y dificultad.

Es en este punto donde los departamentos de marketing han empezado a cobrar protagonismo, porque una buena imagen puede ayudar a que esta transición sea más rápida y sencilla, causando una buena primera impresión y acelerando todo el proceso.

Ahora marcas con nombre tipo: “Tubos y racores Don José María López e hijos” o “Interruptores automáticos Cooperativa de Nuestra Señora de la Asunción” se han vuelto, impronunciables para clientes potenciales de Japón o de Holanda. Los contenidos únicamente en español son inservibles y las webs con más de 4 años, son, simplemente, antiguas.

ielektro, material eléctrico, instalación, instalador
Fuente: Storm Communications

PERO ¿CÓMO DEBERÍA SER ESA TRANSICIÓN DE IMAGEN HACIA LO INTERNACIONAL?: TRANQUILA PERO IMPARABLE.

Tranquila porque no se debe de hacer de golpe, el cambio sería demasiado radical y no estamos preparados para romper con aquello que hemos estado viendo diariamente los últimos años, e imparable, porque el mundo es tu mercado, y cada mercado necesitará de elementos de imagen diferentes.

Es un hecho que, hasta ahora, la imagen dentro del sector eléctrico no ha estado muy cuidada, con marcas obsoletas, catálogos reimpresos exactamente igual durante 15 años seguidos y webs desactualizadas.

Por ello, si se desea empezar a mejorar en este sentido, se tendrá que estudiar cada caso en particular y plantear una estrategia de internacionalización por fases, las cuales variarán dependiendo de la tipología de producto y mercado al que nos enfrentemos. No obstante, hay 3 pilares o columnas fundamentales que marcarán el diseño de todo proyecto:

 

IMAGEN DE MARCA

La primera toma de contacto suele ser una revolución, es muy complejo cambiar marcas con 30 años de antigüedad, sobre todo frente a las primeras generaciones que gobiernan en la empresa y que tienen a su marca como a un hijo. Pero los hijos crecen, y muchas veces se marchan al extranjero, es ley de vida, por eso, tener un logo bien estructurado con sus tres elementos diferenciadores es fundamental:

  • Naming: Corto, fácil de pronunciar, fácil de recordar, con un significado concreto para la empresa, que no sea malsonante en otras culturas (recordad el Mitsubishi Pajero y las risas que nos echamos al verlo), que no esté registrado en patentes y marcas y, fundamental a día de hoy, libre en redes sociales.
  • Logo / Isotipo / Imagotipo / Isologo: Un símbolo que sintetice el “core business” de la empresa, que, sin conocernos, el cliente se pueda hacer una idea de lo que podemos ofrecer.
  • Slogan: Donde demos a conocer nuestra ventaja competitiva, preferentemente en inglés, puesto que el inglés es el idioma de los negocios.
Relacionado:  Schneider Electric expande la gama #Tesys de relés de protección contra la sobrecarga

Una vez tengamos desarrollada lo que va a ser nuestra carta de presentación, podremos aplicarla a la imagen corporativa.

ielektro, instalación, material eléctrico, antenista, España, basar
Fuente: TheWire

IMAGEN CORPORATIVA

Partimos del hándicap de que, en mercados internacionales, no nos conocen, de que estamos lejos del cliente potencial y que, desgraciadamente, la Marca España, con toda la corrupción de nuestro país, aporta más bien poco valor. Pero eso se puede solucionar, únicamente debemos mostrarnos tal y como somos, enseñando lo que hacemos, cómo lo hacemos y lo que conseguimos y eso, se puede obtener a través de tres elementos:

  • Video corporativo: Corto, máximo tres minutos y siempre bilingüe, donde enseñemos cómo fabricamos aquellos elementos que deseamos vender en el extranjero, donde mostremos nuestras capacidades productivas (sin dar excesivas pistas a nuestra competencia) y nuestra estructura física.
  • Dossier corporativo: Donde pongamos sobre el papel, todo aquello que aparece en el video corporativo y hagamos una pequeña introducción de manera sutil sobre las familias de producto que deseemos vender.
  • Portal web: Si podemos, olvidémonos de un wordpress. Somos conscientes de las ventajas que tiene esta plataforma, pero a medida que vayamos creciendo y lleguemos a más mercados, necesitaremos un portal específico para nuestra empresa, con lo cual, empecemos desde el principio con una programación propia que podamos ir ampliando a medida que se necesite.

Con estos tres aspectos, ya podemos proyectar una imagen positiva de nuestra empresa al mundo, pero nos queda algo fundamental, dotar de herramientas de venta al equipo comercial.

 

HERRAMIENTAS PARA EL EQUIPO COMERCIAL

Una vez hayamos pasado el primer filtro de aceptación gracias a una imagen de empresa adecuada, el cliente internacional deseará conocer más a fondo sobre todos aquellos productos que le podemos ofrecer y esto lo conseguiremos gracias a los catálogos.

  • Catálogos de producto: Olvidémonos de grandes textos descriptivos o excesiva información escrita, vayamos hacia algo más minimalista, con mucha imagen a alta calidad, donde el cliente pueda entender el producto y su aplicación de manera rápida y fácil. Hay que pensar que no solo nos vamos a dirigir a un mercado, y que traducir catálogos en todos los idiomas no es sencillo ni barato, una iconografía con un apéndice previo multi-idioma, es la solución más rápida para abarcar muchos mercados con un único catálogo. 
  • Catálogo técnico: Saquemos los aspectos técnicos pesados del catálogo convencional, generemos un apéndice técnico, mucho más manejable para los departamentos técnicos de la empresa.

El mundo es nuestro mercado, el avance tecnológico ayuda a ello, pero no debemos dejar de lado un aspecto tan importante como es nuestra propia imagen.

Un buen logo, una buena presentación corporativa y un catálogo de producto correcto son tres aspectos básicos para que nuestra experiencia internacional sea plenamente satisfactoria, pero no debemos dejar de mencionar otros fundamentales como el packaging, las ferias, redes sociales o las relaciones públicas.

El sector eléctrico español está empezando ahora a invertir en estos aspectos, pero a un ritmo excesivamente lento.

El precio es importante, la calidad es importante, pero nuestra propia imagen personal, va a ser lo que forje esa primera impresión hacia nosotros, y como siempre se dice “Nunca vas a tener una segunda oportunidad, de crear una buena primera impresión”

banner-paginas