Opp Charge es una iniciativa impulsada por ABB que tiene como objetivo desarrollar una interfaz común en los sistemas de carga de vehículos. El último de los vehículos en aprovecharse de este estándar será un autobús urbano eléctrico que podrá recargarse en un tiempo de entre tres y seis minutos, por lo que podría prestar servicio de manera ininterrumpida durante las 24 horas del día sin generar ningún tipo de contaminación.

ABB-OppCharge-B5LHC-Volvo-autobus eléctrico-carga rápida-ielektro

El autobús está fabricado por la empresa sueca Volvo, uno de los fabricantes líderes en el sector de los vehículos industriales, incluyendo camiones, autobuses y equipamiento de construcción.

Por el momento solo estará unas semanas de prueba en la inglesa ciudad de Manchester, donde se recogerán los datos necesarios dentro del sistema de soluciones digitales ABB AbilityTM. Dicho está conformado por una conexión a la nube que permitirá no solo recoger sino también analizar estos datos, con el fin de mejorar la gestión del servicio así como realizar diagnósticos a distancia. El objetivo final es crear una infraestructura ecológica, sostenible, eficiente y fiable para sus usuarios.

Relacionado:  La aerotermia ahorra al MAPAMA el 60% de su factura de consumo energético en el Palacio de Fomento

En palabras de Frank Muehlon, responsable deInfraestructura de Recarga de Vehículos Eléctricos de ABB, durante la presentación del proyecto: “esperamos que esta prueba sirva para demostrar las innumerables ventajas que estos vehículos eléctricos pueden aportar para reducir el impacto medioambiental del transporte público, ya que su consumo de energía es hasta un 80% inferior al del modelo equivalente en versión diésel”