El 20% de los compradores necesitan recibir sus entregas el mismo día y la estructura y rapidez de los ecommerce les permite cumplir con las expectativas generadas en el mercado.

El último informe de UPS sobre los compradores industriales en Europa, Estados Unidos y China deja clara una evidencia, y es que el comercio electrónico está replanteando todo lo que tiene que ver con las compras industriales. Sí, todo lo que conocíamos hasta hoy está muriendo poco a poco, y por ello las compañías están adaptándose a los nuevos modelos.

El crecimiento de las compras realizadas directamente al fabricante y a través de plataformas como Amazon, ha provocado que el valor de la cadena industrial en Europa evolucione y que los distribuidores tradicionales estén bajo presión para mantener su cuota de mercado, modificando sus modelos de negocios y dando más importancia al valor ofrecido en el servicio.

El estudio de UPS muestra que en 2017 el 90% de los compradores industriales compraron directamente a fabricantes, incrementando esa cifra en un 27% respecto al 2015, año en el que UPS realizó su último sondeo. En el presente año se han entrevistado a más de 800 compradores profesionales de la Zona Euro.

UPS deja claro que los modelos de comercio directo y online están tomando la iniciativa y, aunque todavía no supone una amenaza al comercio tradicional, sí lo pondrá en aprietos durante los últimos años. Respecto a España, la situación es distinta ya que el comercio electrónico en la vertiente industrial supone todavía un porcentaje muy pequeño del total del negocio.

Además, en el informe se deja claro que el 86% de los compradores industriales esperan recibir ahora este tipo de servicios de sus proveedores, un incremento del 8% desde 2015. Sin embargo, también se deja patente que el servicio que ofrecen los intermediarios tradicionales está mejorando paulatinamente y los compradores están notando grandes avances y comodidades a la hora de comprar a estos agente, lo que supone un nuevo punto de partida para todas la partes.

¿Qué nos depara el futuro? ¿Serán los agentes tradicionales los que conseguirán hacerse con el ecommerce del sector industrial? ¡Sigamos investigando!

 

banner-paginas