Tras varios informes presentados por KPMG, Market Research, BBVA y Fundación San Pablo CEU, más del 55% de las Pymes son plenamente conscientes de que la transformación digital es un pilar básico sobre el que se sustentarán los negocios del presente y del futuro. De tal modo, están dispuestos a digitalizarse y a invertir en ello, pero encuentran tres grandes barreras: la inversión que requieren realizar, los motivos logísticos para entregar productos a tiempo y la técnica o falta de competencia.

Datos de Interés:

  • Casi el 50% de las #Pymes no da el salto por la fuerte inversión
  • El 31% de las #Pymes tiene miedo por motivos logísticos para entregar el producto a tiempo; la falta de un aliado logístico y todo lo que supone afrontar nuevos problemas derivados de las entregas son las “justificaciones más frecuentes que los negocios dan para no estar presentes en la red”.
  • El 67% expone la poca competitividad de las #Pymes frente a los gigantes del mercado, que pueden disponer de grandes inversiones para digitalizarse.
  • Más del 50% de las #Pymes, sin embargo, apuestan por la digitalización y prevén ejecutar fuertes inversiones durante los próximos meses.
  • Casi el 55% de las Pymes consultadas aseguran que una barrera importante es la técnica o la falta de competencia.
Relacionado:  EFICAM la nueva cita de asistencia obligada para las empresas integradoras

Si nos centramos en las Pymes que operan en el sector industrial, los porcentajes varían notablemente, pues casi el 70% de estas asegura que apuesta por la digitalización y prevé una fuerte inversión durante los próximos meses. Además, las que ya están en pleno proceso aseguran que han incrementado las ventas entre un 30% y 35%, la visibilidad de la marca ha aumentado en torno al 42%, generando nuevos compradores (17%) e internacionalizando las empresas (11%).

El estudio que facilita Market Research y que publica el periódico especializado Cinco Días revela que la venta online de las empresas españolas se ha incrementado un 4% este año frente a 2016, alcanzando por primera vez una cuota del 23,7%. El 5,4% de las ventas totales de estas empresas provienen de los canales de venta online.