Arabia Saudí y España siempre han estado unidas por los lazos de las fuentes energéticas. Si antes el país árabe era nuestro mayor proveedor de petróleo (que sigue siéndolo en cierto modo) ahora es España la que quiere aportar su granito de arena para que Arabia Saudí desarrolle sus energías renovables.

Desde hace años, el país está intentando apostar por un modelo energético más limpio. Es por eso que el gobierno saudí planea construir el primer parque eólico. Pero para ello necesita que alguna empresa veterana lo instale, y de esas hay muchas en España.

El pasado martes, el Ministerio de Energía, industria y Recursos Naturales del país presentó una lista con 25 empresas que han sido precalificadas para construir el parque eólico de Dumat Al Jandal de 400MW de potencia. En esa selección se encuentran ni más ni menos que cuatro compañías españolas. Se trata de Acciona, Cobra (ACS), Gestamp Eólica -que han sido escogidas como posibles desarrolladores y socios tecnológicos-,y Elecnor, que solo lo ha hecho como técnico.

Una vez dado el primer paso, viene lo  más difícil: ganar. Y es que el resto de empresas de la lista se encuentran competidores que tienen una influencia en el sector de las renovables a nivel mundial. Hablamos de Siemens y Enel Green Power, y las poderosas niponas Mitsui, Toyota, Marubeni. También la coreana KEPCO y la estadounidense General Electric están luchando para ser las elegidas. Eso sin olvidar el mercado regional, y es que las empresas de Oriente Medio, Masdar y ACWA Power también están en la lista.

Relacionado:  Congreso de tecnologías de refrigeración industrial

La lista de la competencia

Esta lista no es más que el inicio de una campaña que tiene la pretensión de crear más de 7.000 puestos de trabajo, según explicó el Ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales Khalid Al-Falih. Además, el parque se espera que aumente el PIB de Arabia Saudí que no proceda del petróleo.

A finales de este año será cuando se publiquen los resultados de la “competición” después de una segunda ronda de selección. Y es que con esta resolución el gobierno saudí pretende entregar 9,5 GW de energía renovable para 2023.