Los datos nos persiguen, están en todos y cada uno de nuestros pasos. Nos movemos, generamos datos. Pagamos con tarjeta de crédito, generamos datos. Firmamos un documento y generamos datos. Pero toda esa información se tiene acumular en algún sitio, y ese lugar estará en Noruega.

En el país nórdico se construirá el mayor centro de datos del mundo. Y si los datos nos consumen, ellos consumen energía y frío. Es por eso que la instalación de este nuevo centro se hará en el Ártico, no solo para que el frío clima mantenga los servidores frescos (factor indispensable para su conservación), sino para alimentarse exclusivamente de energía renovable producida a partir de un lago de Noruega. 

Así será el centro de datos más grande del mundo

¿Quién está detrás del gigantesco centro?

La empresa noruego-estadounidense Kolos es la responsable de que el proyecto del centro de datos más grande del mundo se construya al lado de un lago cerca de la ciudad noruega de Ballangen, para que se alimente de energías 100% renovables.

Relacionado:  Schneider Electric y Lidl construyen la microgrid industrial más grande de Finlandia para un innovador centro de distribución

Concretamente se utilizará energía eólicas e hidroeléctrica que se generarán en los canales cercanos al centro. De esta manera, el uso de fuentes naturales permitirá que se reduzca el coste energético en un 60%.

No supone una gran sorpresa, teniendo en cuenta que para suministrar energía a esta gigantesca instalación se necesitan ni más ni menos que 1.000 MW de potencia eléctrica. Y es que la superficie prevista es de 600.000 metros cuadrados,  lo que hace que el proyecto supere a las instalaciones más grandes construidas hasta la fecha en Langfang, China.

Sin embargo, Kolos no es la única compañía que se ha trasladado hasta los fiordos para mantener fríos sus servidores. En 2013, Facebook también instaló su centro en la región, a unos 385 kilómetros de Ballangen, pero su energía está limitada a 120 megavatios.

COMPARTIR