Siemens vuelve a su ciudad de origen. Aunque la compañía ha alcanzado un reconocimiento a nivel mundial, la multinacional ha decidido volver a Alemania para construir su último y más innovador proyecto. Se trata de una carretera eléctrica de 10 kilómetros de que suministrará energía a los camiones que circulen por la A5, en el centro del país.

La propuesta viene del estado confederado alemán Hesse, que le ha pedido a Siemens que una el aeropuerto de Frankfurt y la ciudad de Darmstadt con esta vía. Los camiones estarán equipados con un sistema inteligente que se conecta a la electricidad por línea aérea (cables suspendidos) y que se desconecta y cambia a un motor híbrido en carreteras ordinarias.

Reducir emisiones e innovar

De esta manera, Siemens y el gobierno alemán esperan que se reduzca el consumo de energía a la mitad, y que disminuya considerablemente la contaminación medioambiental del país. Además, se intentará demostrar lo hasta ahora impensable.

Y es que según se explicó desde Hessen Mobil, la empresa anexionada a Siemens, responsable de la gestión de carreteras y transportes en Hesse, y organizadora del proyecto; “la construcción del sistema demostrará la factibilidad de integrar sistemas de contacto aéreo con una vía pública”. Todavía se encuentra en una etapa inicial de construcción, pero se espera que esté finalizada en 2018.

la construcción del sistema demostrará la factibilidad de integrar sistemas de contacto aéreo con una vía pública

Esta no es la primera vez que Siemens se ve implicado en la construcción de una carretera eléctrica. Hace poco más de un año, la compañía inauguró la primera carretera eléctrica del mundo en el centro de Suecia. En esa ocasión, se trataba de un tramo de dos kilómetrosabierto al tráfico, que permite a los camiones -de la misma manera que la de Alemania-, operar como vehículos eléctricos en ese recorrido y como vehículos híbridos en otras circunstancias.

Relacionado:  Bodegas Tío Pepe & Philips Lighting