Cuando se trata de política, los intereses personales nublan lo que se podría considerar de un acto para el bien común. Y eso es lo que ha reprobado recientemente el grupo Unido Podemos. En este caso, quien está en el punto de mira es la ministra de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que es una potente accionista de la eléctrica Iberdrola.

Hace unos días, se conocía la noticia de que la también impulsora de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, posee más de 155.000 euros en acciones de Iberdrola. Un dato que quedaría fuera de la crítica si no fuese porque puede influir  de manera interesada en las políticas del Partido Popular. El partido de izquierda (Unido Podemos) ha denunciado que poseer acciones en una gran compañía debería inhabilitar a Tejerina de liderar la política climática de España en los próximos años.

La ministra millonaria

¿El argumento?  La coalición no ve compatible el dar el visto bueno a la renovación de licencias para gestionar las centrales hidroeléctricas con el ser dueña de una parte de la compañía que mas centrales tiene en el país. Es por eso que, se ha pedido al Congreso que repruebe a la ministra. Pero no lo hará solo.

En 2015, sus ingresos superaron los 172.000 euros, dos veces y media el sueldo del presidente del Gobierno

Para Podemos, el estar unido es la clave. El partido buscará, por tanto, el apoyo del PSOE y de Ciudadanos para inhabilitar en este asunto a Tejerina. Esta reprobación no surge de la nada. Es que desde hace ya tiempo UP lleva reprochando que la ministra es una de las que más cotiza en el partido. En 2015, sus ingresos superaron los 172.000 euros, dos veces y media el sueldo del presidente del Gobierno.

banner-paginas
COMPARTIR