La principal dificultad que encuentra el sector de los vehículos eléctricos es que todavía no existen las infraestructuras necesarias para repostar. Por ese motivo, Australia ha decidido no formar parte de ese problema y ha inaugurado la carretera eléctrica más larga del mundo: La Súper Autopista Eléctrica.

A lo largo de más de 1.600 km se colocarán electrolineras gratuitas cada pocos kilómetros. De esta manera, a lo largo de toda la costa de Queensland se podrá viajar en coche eléctrico sin preocuparse ni por el precio ni por quedarse tirado en medio de la carretera.

Se trata de estaciones de carga rápida que se podrán encontrar entre la frontera note y la sur sin problemas. Además, la electricidad suministrada  procederá de fuentes renovables adquirida a través de PPA (paridad del poder adquisitivo) y de créditos de los productores de energía verde.

La Súper carretera eléctrica

Según ha afirmado el Ministro de Medio Ambiente de Queensland, Steven Miles, ” los puntos de recarga ya están disponibles en los primeros 18 pueblos y ciudades que conforman la primera fase de la Super Autopista Eléctrica y, una vez operativos, en los próximos seis meses, un vehículo eléctrico podrá ir desde la frontera sur del estado hasta el Lejano Norte y sin coste alguno en la fase inicial de la súper carretera”.

“un vehículo eléctrico podrá ir desde la frontera sur del estado hasta el Lejano Norte y sin coste alguno en la fase inicial de la súper carretera”

En otras palabras, este proyecto se ha convertido en algo bueno (medioambientalmente) y barato para los bolsillos de los australianos. Y es que según diversas encuestas el 50% de los habitantes de la isla afirman estar pensando en comprarse un coche eléctrico. Con esta carretera, sobran ya los motivos.

banner-paginas