Si se tuviese que resumir el resultado de la subasta de renovables, solo haría falta mencionar a Florentino Pérez. Y es que la empresa que dirige, Cobra -que es filial del Grupo ACS- se ha adjudicado 1.550 megavatios de los más de 3.000 MW de energía fotovoltaica que se subastaron  hace dos días en el Ministerio de Energía. De esta manera, Pérez y su compañía especializada en electricidad, gas, comunicaciones y ferrocarriles se han convertido en ganadores.

En segundo lugar ha quedado Endesa Green Power, que se ha quedado con poco más de 340MW. A esta le sigue Forestalia, que aunque venció en la puja de mayo, esta vez solo se ha llevado 316 megavatios.

En cuanto a la energía eólica se refiere, de la que se subastaban alrededor de 1.300 MW, el triunfador ha sido Alfamar capital Energya, con 720MW, superando así a Greenalia con 133 MW.

Un éxito rotundo

Pero cuando hablamos de triunfos lo hacemos también en el ámbito general. En realidad, la subasta inicial era de 2.000 MW, ampliables a 3.000. Pero el reglamento de la subasta también permite conceder más potencia en el caso de que haya demanda suficiente. Y haberla la ha habido.

En esta ocasión la puja combinaba energía energía eólica y fotovoltaica, pero a diferencia de la última vez, la fotovoltaica ha sido la más demandada. Normalmente, según la normativa, en caso de empate se da prioridad a la energía eólica porque es más productiva. En cambio, esta ocasión las firmas de fotovoltaica han ofrecido mayores descuentos que las de eólico fijando un suelo más bajo.

banner-paginas