Diferentes encuestados del sector de la distribución (asociaciones, grupos de compra y empresas) creen que 2017 será un año mejor que 2015 y 2016, que también mostraron síntomas de mejoras representativas.

Este optimismo está relacionado con la buena evolución de:

  • Segmento del aire acondicionado, que incrementó un 7,7 % sus ventas en 2016, y un 9% en el caso de los equipos industriales.
  • Repunte de la obra nueva.
  • Rehabilitación y reforma que, Según el observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar, el gasto en reformas por las familias españolas ha crecido un 5,2 % en el último añ Acción que puede revalorizar el valor del inmueble hasta en un 20%.

Por otro lado, la distribución profesional sigue con atención la evolución de los nuevos competidores verticales y la necesidad cada vez mayor de digitalización en el sector, que está centrando gran parte de los esfuerzos de las compañías.

Fuente: news.theregistryps.com

Crecimiento de un 10%

Este optimismo lo recalca, también, Esther Estévez, gerente de Amascal, que decía al periódico Tecnoinstalación que la situación ha mejorado en los últimos años. “La media del crecimiento en el período 2015-16 ha sido de un 10%, en el caso de los almacenes individuales ha sido del 6% y en Grupos de Compra de un 12%”

“Mi opinión es que 2017 será aún mejor para el sector. las ventas, además, son de más calidad, el canal profesional ha mejorado y existe más demanda de asesoramiento al cliente”.

Según Esther, “Se mueve de nuevo la obra nueva, quizá la rehabilitación no ha repuntado tanto como esperábamos, pero los dos años de subidas han llevado a que el sector se mueva en una facturación de 2.000 millones de euros en el caso de la distribución profesional”.

“En este momento, España es el país que más crece en Europa. La comercialización de los productos ha mejorado mucho con variables como la digitalización, la preponderancia de la información y el peso de productos más tecnológicos y con capacidad de crecimiento como aerotermia, condensación o biomasa”.

Debemos tener en cuenta en este momento que la digitalización, la innovación y la apuesta por la sostenibilidad serán las claves del fututo por lo que las empresas tienen un camino que recorrer y explotar estos ámbitos para su éxito.

Relacionado:  "La digitalización de la economía es un fenómeno que ha venido para quedarse"

Mejora de las obras nuevas y reformas

Por otro lado, para Salvador Molinero, gerente de Andimac, los negocios de los distribuidores de materiales de construcción se han visto beneficiados por “la mejora de la obra nueva y el mantenimiento de la reforma que sigue tirando porque su crecimiento es orgánico, depende de la tasa de ahorro de las familias, del envejecimiento de las viviendas y de la pujanza del negocio de alquiler, entre otros factores”.

“La obra nueva está dando signos de mejora, pero hay que tener en cuenta que venimos de muy abajo. La actividad terciaria está tirando por el turismo”

“En este momento, son varias las familias de productos que se están beneficiando de la pujanza de la obra nueva, como los ladrillos, las placas o los aislamientos. Calculo que a finales de 2017 principios de 2018 serán otros los productos que mejor comportamiento tengan, como cerámica o aire acondicionado”.

Entre las amenazas a las que se enfrenta el sector, Molinero habla del “tamaño medio-pequeño de las empresas y cómo afrontarán las mismas la transformación digital de la economía, que se está empezando a notar y lo hará más en el futuro”.

“El mix actual del mercado es un 25% obra nueva y un 75% rehabilitación y reforma”, según explica.

Además, dice que “Nuestros retos pasan por apoyar el salto a la transformación digital de las empresas, profesionalizar los negocios a través del conocimiento, orientarnos al valor añadido, ser capaces de ofrecer un asesoramiento más amplio, ofrecer un discurso común que llegue al usuario final y, por último, hacer un salto cualitativo en la gestión del conocimiento”.

“Un concepto como la eficiencia energética necesita un discurso común para llegar al usuario final cuando este plantea hacer una reforma. Tenemos que ofrecer un mensaje unitario que esté por encima del precio y que integre conceptos como confort, eficiencia energética, sostenibilidad y ahorro”. Declaraciones ofrecidas al periódico Tecnoinstalación.