Empieza la subasta. Más concretamente lo hará mañana 18 de julio, que será cuando las empresas y proyectos tendrán la oportunidad de acceder 4.500 megavatios (MW). Hace apenas unas semanas, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, explicó que se abrirá una nueva convocatoria para la instalación de más de 3.000 MW ‘verdes’. Pero no estarán permitidos todos tipo de proyectos de producción de energía limpia.

Debido al gran interés mostrado hacia la adquisición de los megavatios solares , la subasta ha quedado limitada a iniciativas relacionadas con la energía fotovoltaica y eólica, que son, por otra parte, las tecnologías renovables más eficientes y competitivas. Estas serán adjudicadas a los interesados que propongan el plan más eficiente en costes.

La motivación de esta nueva subasta, que es similar a la anterior celebrada en mayo, es acercarse a los objetivos impuestos por la Unión Europea. De esta manera se pretende que España logre  tener  un 19,5% de energía final producida que sea renovable. Aunque es una cifra bastante elevada, no se llegaría de todas maneras, al objetivo comunitario europeo ideal que es el 20%. Pero la esperanza es lo último que se pierde.

Europa como motivación

Antes de que se publicase el Real Decreto que daba pie a la subasta, el Secretario de Estado de Energía, Daniel Nieva,  se ha mostrado optimista y ha asegurado que

“se alcanzará el objetivo comunitario europeo del 20% en 2020″.

Y es que además, las subastas de renovables han demostrado ser uno de los métodos más eficientes para promover la producción de energía verde. De hecho, en la anteriorlas solicitudes presentadas superaron en más de tres veces la potencia adjudicada y los proyectos se llevarán a cabo sin primas extras.

banner-paginas