Conectarse o morir. En el mundo globalizado en el que vivimos hoy en día es impensable que una ciudad no esté perfectamente conectada con otra. Pero existir, existen. Al menos en el terreno de la electricidad. Mallorca y Menorca, por ejemplo, llevan tiempo unidas por una red eléctricas de poca energía, a pesar de pertenecer al mismo archipiélago. 

Es por eso que ahora, la delegación del Gobierno en las Islas Baleares ha propuesto conectar ambas islas con un nuevo cable eléctrico submarino. Un proyecto ambicioso que conllevará una gran inversión.

Cable submarino de la conexión eléctrica Rómulo. ( Valencia-Mallorca) Fuente: REE

Concretamente, según el Diario de Mallorca, 84 millones de euros será lo que costará  el cableado de 132kV que unirá con 68km (por tierra y mar) la subestación de Artá (Mallorca) con la subestación de Ciudadela (Menorca). El objetivo de esta interconexión propuesta por Red Eléctrica de España,  es mejorar la red del complejo insular y aumentar así la seguridad del suministro en ambos territorios. Claro está, que la reducción de costes es también un factor que se ha tenido en cuenta.

Mejora en la calidad eléctrica Balear

Y es que ambas islas se encuentran actualmente unidas por un circuito submarino que tiene 40 años de antigüedad y una capacidad de tan sólo 35MW.  Es por eso que se va a intentar mejorar la calidad de la distribución eléctrica. Este plan entra dentro de la llamada Planificación Energética o Plan de desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica 2015-2020 propuesto por el ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Cableado entre Ibiza y Mallorca

Esta no es sin embargo, la única mejora entre islas que se ha llevado a cabo. Hace apenas unas semanas, Red Eléctrica anunció que el enlace eléctrico entre Ibiza y Mallorca entrará en funcionamiento «antes del verano».

banner-paginas
COMPARTIR