El mercado de los vehículos eléctricos tiene un nuevo jugador que parece que va a ganar por goleada a los hasta ahora dueños del sector. Se trata de Lightyear One, el primer coche familiar que se mueve con energía solar.

El coche es un sueño hecho realidad. Y es que su concepción empezó en la Universidad tecnológica de Eindhoven cuando un grupo de estudiantes lo presentaron en 2013 a la carrera de coches solares Bridgestone World Solar Challenge. Se presentó, corrió y ganó el primer premio en la categoría Cruiser.

A aquel primer triunfo, le siguieron diferentes etapas de investigación y experimentación. Ahora, ha llegado la última, la de la comercialización. La ya startup Solar Team Eindhoven ya tiene, a pesar de su precio (119.000 euros) y de que no estará disponible hasta 2019 en EEUU,  cinco pedidos de su coche solar que se parece a la tradicional berlina familiar.

Lo que realmente diferencia el Lightyear One de, por ejemplo el Tesla Model S, es que los creadores del vehículo quieren darle un aspecto que se integre en las ciudades. Además, cuenta con una autonomía de 500 millas, lo que bajo el sol de cualquier ciudad de Europa del norte podría recorrer 10.000km y llegar a los20.000 km en las zonas más calurosas del mundo, como Hawai.

Relacionado:  Inauguarada en el Espacio Simon 100 de Barcelona la exposición 'Rastros y Encantos' de Fermín Vázquez Arquitectos

Coche solar que se carga solo

En cuanto a la batería, el coche solar familiar viene con un tradicional punto de recarga (EVs), pero debido a su enorme autonomía “podría no necesitar cargarse en meses”, según ha explicado el CEO de la compañía, Lex Hoefsloot.

“podría no necesitar cargarse en meses”

Pero servir de método de transporte familiar podría no ser su único uso. Y es que el  LightYear One  podría,gracias a sus paneles solares, aportar electricidad al hogar e incluso cargar otro coche eléctrico. Si bien es cierto que tendremos que esperar para ver si el prototipo resulta tan eficaz como se prevé.

COMPARTIR