El Consejo de Ministros aprobó este viernes una nueva subasta de renovables de 3.000 MW que quiere llevar a cabo antes de agosto.

En concreto, el Ministerio de Energía eleva al Consejo de Ministros el “Real Decreto por el que se establece un cupo de 3.000 MW de potencia instalada, de nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables en el sistema eléctrico peninsular, al que se podrá otorgar el régimen retributivo específico”.

A diferencia de la anterior subasta, en este caso, el Gobierno lo ha denominado “cupo”. Y a pesar de todo, las únicas tecnologías que se podrán presentar serán la solar fotovoltaica y la eólica.

“El presente real decreto establece un cupo de potencia para una nueva convocatoria para el otorgamiento del régimen retributivo específico a nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica de tecnología eólica y fotovoltaica que se ubiquen en el sistema eléctrico peninsular, con el objeto de avanzar en el cumplimiento de los objetivos vinculantes establecidos en la Directiva 2009/28/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables”, reza dicho Real Decreto.

El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue en encargado de anunciar la nueva subasta par antes de agosto, cuyo objetivo pasa por volver a subastar exactamente la misma cantidad de potencia que la última vez, 3.000 MW.

Relacionado:  El almacenamiento de la energía limpia, la última conquista 

Durante la última subasta, la eólica arrasó (Forestalia, que obtuvo una amplia mayoría de los megavatios, Gas Natural Fenosa, Enel Green Power España y Siemens Gamesa) y desplazó a la fotovoltaica, que se tuvo que conformar con un solo MW. Incluso a sabiendas de que la eólica partía con ventaja, en esta segunda subasta no se implementará ningún cambio y pues la eólica seguirá teniendo ventaja La presentación de alegaciones para la nueva orden finalizó el pasado viernes.

Ayudas FEDER

Además, el Consejo de Ministros también aprobó el Real Decreto por el que se regula la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020.

Se trata de una serie de medidas destinadas a fomentar el uso eficiente de los recursos, las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y el control de la contaminación.

Según el Programa FEDER,  la cantidad de dinero que se destinará a los proyectos singulares será de 507,6 millones de euros durante el periodo, que serán gestionados por el IDAE. La Oficina Española de Cambio Climático colaborará en la gestión de estos proyectos.

 

Fuente; elperiodicodelaenergia

banner-paginas