Un total de 40 municipios de Mallorca ya se han sumado al convenio con la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad y el Consell de Mallorca para colaborar en la promoción del vehículo eléctrico.

Según ha explicado la Conselleria en una nota informativa, la pasada semana firmaron el convenio Alaró, Alcúdia, Algaida, Andratx, Artà, Banyalbufar, Binissalem, Búger, Bunyola, Campanet, Consell, Felanitx, Inca, Lloret, Llubí, Mancor de la Vall, Muro, Palma, Petra, Porreres, Puigpunyent, Sant Joan, Sant Llorenç, Santa Margalida, Santa Maria, Ses Salines, Sineu, Son Servera, Valldemossa y Vilafranca de Bonany.

Además, anteriormente, ya lo habían firmado los de Pollença, Santanyí, Selva, Deià, Costitx, Lloseta, Santa Eugènia, Llucmajor, Esporles y Escorca. En Menorca y en Ibiza ya se han firmado convenios similares con los respectivos Consells insulares.

Estos convenios –uno por cada municipio– regulan la participación de cada una de las partes para coordinar un proceso de integración de todos los elementos necesarios para promocionar en la isla el uso de los vehículos eléctricos y beneficiar a los usuarios.

Medidas para fomentarlo

Entre las medidas que se adoptarán, la Conselleria ha destacado que se implante un sistema de gestión centralizado que permitirá la interoperatividad de la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Con este sistema, cualquier usuario podrá utilizar cualquier punto de recarga, independientemente del gestor de carga que lo gestione.

Los vehículos con el distintivo Melib podrán disfrutar de las ventajas de esta plataforma que, además, dispondrá de una versión para dispositivos móviles con objeto de facilitar al máximo las gestiones derivadas de la carga.

Además, la Conselleria llevará a cabo tareas de promoción y divulgación en nombre de todas las instituciones firmantes para fomentar el uso del vehículo eléctrico con el fin de implicar sectores con un mayor número representativo de vehículos, como las empresas de alquiler de coches o los operadores turísticos.

También ha abierto la línea de subvenciones por puntos de carga de vehículo eléctrico – 600.000 euros para Baleares, de los cuales 365.000 euros para Mallorca. Se podrían instalar hasta 70 nuevos puntos de recarga en Mallorca, donde actualmente hay unos 150 puntos.

Respecto a los ayuntamientos, además de integrar sus puntos de recarga al sistema Melib, se comprometen que el suministro que se ofrece en estos puntos sea gratuito, al menos durante un periodo mínimo de dos años contando desde la fecha de firma del convenio.

Otra de las ventajas que ofrecerán los ayuntamientos a los vehículos eléctricos será la gratuidad del aparcamiento de estos coches en las zonas ORA; así como bonificaciones fiscales en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica y a los aparcamientos municipales.

Por su parte, el Consell de Mallorca se compromete a integrar sus puntos de recarga pública en la red y también desarrollará tareas de divulgación con objeto de dar la máxima difusión a esta experiencia.

Fuente; hibridosyelectricos.com

banner-paginas