El pasado lunes 5 de junio estrenamos nuestra sección Matteko,dedicada exclusivamente a todos aquel instalador autónomo o por cuenta ajena que desee formarse.

Tras varios artículos, han sido varios los instaladores que nos habéis pedido tips que debemos tener en cuenta a la hora de hacernos autónomos, tips imprescindibles para no fracasar en el intento.

¡Arrancamos, instalador autónomo!

1-¿Cuál es tu mercado, sector y público objetivo?

Llevas tiempo trabajando como instalador y crees que ha llegado el momento de seguir en solitario, emprender tu propio camino. Antes, hay que hacerse algunas preguntas; ¿a quién puede interesarle servicio? ¿cómo son mis clientes potenciales? ¿cuáles son las características del mercado? ¿quién se encuentra ya en el sector? ¿puedo competir con estas empresas? Es fundamental conocer al detalle el sector, tal vez después tendremos una perspectiva completamente diferente de la inicial.

2- Busca asesoramiento externo

Sí, es importante contar con agentes externos, contrastar cada detalle con entendidos de la materia y también con el público potencial para evaluar su viabilidad.

Además, estamos inmersos en un sector en el que las marcas son muy participativas, lo que puede suponer un valor añadido para tu negocio reunirte con estas e involucrarlas en tu proyecto empresarial.

3- Desarrolla un plan de negocio sólido como instalador autónomo

Debes desarrollar un plan de negocio, un documento exteno en el que deberás establecer todas las estrategias y aspectos más técnicos, un documento en el que deberás detallar la razón de ser de la empresa (o actividad), sus componentes básicos y su viabilidad económica. Es un documento fundamental y merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en él. Actualmente, apps como Enloop, StratPad o Bplans ayudan a crear un plan de negocio mediante sencillas preguntas y plantillas preexistentes.

Relacionado:  Cámara termográfica FLUKE TI450 compatible con la tecnología inalámbrica FLUKE CONNECT.

4- Calcula tu inversión inicial, los gastos e ingresos

Realiza un plan económico realista sobre la inversión inicial necesaria y los posibles gastos e ingresos, teniendo en cuenta que las empresas no suelen ganar dinero el primer mes, ni el segundo, ni el tercero…

5- Presta atención a los trámites administrativos y requisitos legales

Infórmate sobre toda la documentación necesaria para crear tu empresa y ten en cuenta los plazos y requisitos necesarios. El papeleo administrativo puede llegar a alargar mucho la constitución de un negocio, ten en cuenta los posibles retrasos en tu calendario de trabajo.

6- Formación + Formación + Formación

El sector de la instalación esta cambiando a marchas forzadas, y ello requiere una continua formación. Por suerte, marcas como Schneider Electric, Phoenix Contact, ABB, Prilux, Legrand, Disano y muchas más, realizan cursos de formación especializados para los instaladores. ¡Apúntate a todos los que te interesen!

7- Los clientes, la pieza fundamental en el negocio de un instalador autónomo

Todo el trabajo y esfuerzo dedicado en los pasos anteriores está enfocado a conseguir clientes. Cuando los tengas, mantenlos. Cultiva la relación con ellos, ayúdales en sus problemas y atiende sus solicitudes. Un cliente fiel es el éxito de cualquier negocio.

banner-paginas