“Reducir el impacto climático es el futuro y no podemos quedarnos atrás”. O mejor dicho, deberíamos meter la primera. Estas han sido las afirmaciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que compareció ayer en el  debate ‘España, juntos por el clima’ para la elaboración del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Unas jornadas que tiene la finalidad de desarrollar un nuevo plan de desarrollo sostenible y cumplir de esta manera, el primer acuerdo mundial sobre el clima de París 2015.

Y es que según el presidente,  “España es un país que cumple”. Por eso, para luchar contra el cambio climático, ha anunciado que se apostará por las renovables. Concretamente  ha aprobado “un Real Decreto de subasta renovable de 3.000 MW”. Lo que traducido significa, tal y cómo ha explicado el secretario de Estado de Energía “se tramitará todo lo urgente posible para que en dos meses se pueda celebrar”.

Rajoy durante el debate ‘España, juntos por el clima’. Fuente: EFE

Una medida que lo que intenta es acabar con el “proceso de descarbonización”, algo en lo que el recientemente nombrado Secretario General de la oposición ( PSOE) apoya en cierta medida.

Nueva subasta de renovables

Las condiciones de la subasta serán, sin embargo, las mismas que este mes. Es decir, se mantendrá la política de bajos costes pero se intentará aumentar la participación de las empresas responsables de la eólica y de la fotovoltaica. De esta manera, saldrán triunfantes las que sean consideradas más eficientes económicamente hablando.

El presidente ha priorizado (algo no muy común) la reducción del impacto del cambio climático, recordado que “España es el país con mayor biodiversidad de Europa y tenemos la responsabilidad de proteger ese patrimonio”.

Y es que para Mariano Rajoy, el tomar la iniciativa en la lucha contra el cambio climático podría tener una fuerte repercusión positiva en la economía. Según sus palabras: “si España se asegura un modelo sostenible, seguro y competitivo, conseguiremos que sea un pilar de nuestra economía”.  Eso sí, también ha recordado que para conseguirlo“hay que reforzar la transparencia y la estabilidad financiera del sistema para que no se vuelvan a repetir los déficit del pasado”.

COMPARTIR