• La presidenta de Siemens España, Rosa García, explica en la mesa redonda ‘Digital Horizons: Adapting the industries to the digital age’ los beneficios de invertir en tecnología para mejorar la competitividad

  • “Es clave actuar ya si queremos formar parte del grupo de países y empresas que liderarán el futuro”, señaló Rosa García.

  • También intervienen en representación de Siemens, Enrique Torres, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de la División Mobility; y Luc van der Horst, Responsable de la Unidad de Negocio de Power Generation Services

Rosa García, presidenta de Siemens España, compañía global líder en tecnología, ha pedido esta mañana a las empresas españolas que impulsen su digitalización para poder competir en un mundo cada vez más exigente y rápido en el que la tecnología juega un papel crucial en la relación con los clientes y usuarios. Durante su intervención en Digital Enterprise Show (DES), uno de los encuentros sobre transformación digital más importantes del mundo que se celebra en IFEMA hasta el 25 de mayo, García explicó los beneficios de invertir en tecnología y, en especial, en digitalización: “Esta apuesta permitirá a las grandes empresas liderar el futuro y mantener su competitividad. En caso contrario, las dificultades están aseguradas, sin descartar incluso la posibilidad de desaparecer en el medio plazo”.

Tal y como señaló la presidenta de Siemens, Rosa García, las ventajas de aplicar digitalización a los procesos son múltiples. En la industria, por ejemplo, puede llegar a reducir el time-to- market hasta en un 50%; en el sector de la energía puede mejorar el mix energético y garantizar un suministro fiable y económico; y en el sector de las infraestructuras y movilidad es capaz de aumentar la eficiencia energética y conseguir importantes ahorros de energía. “La estrategia digital debe ser una prioridad para las empresas, ya que esta apuesta contribuirá a generar ahorros y mejoras en eficiencia, mayor flexibilidad de producción, así como una mejora en el conocimiento predictivo de la demanda“, señaló.

Sin embargo, en opinión de Rosa García, a España todavía le queda mucho camino por recorrer, ya que aunque se ha avanzado en los últimos años hay importantes retos por delante que deben ser afrontados con urgencia. Según un estudio realizado por la consultora Roland Berger y Siemens, sólo una de cada tres empresas españolas está preparada para la transformación digital y sectores como la Industria, Energía, Farmacia y Salud se sitúan muy por detrás de ‘Telecos’, Turismo y Banca. Es, por tanto, urgente afrontar inversiones en digitalizar el core y los procesos de las compañías para estar preparadas ante el nuevo escenario que tienen delante. Hay que tener en cuenta, además, que las inversiones en tecnología, gracias a la notable mejora de eficiencia y competitividad que generan, se amortizan de forma acelerada y con un importante retorno.

Relacionado:  Siemens presenta el semáforo más económico del mundo que mejora la eficiencia energética un 85%

El futuro de movilidad y la gestión energética

Por parte de la compañía también acuden al DES, Enrique Torres, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de la División Mobility; y Luc van der Horst, Responsable de la Unidad de Negocio de Power Generation Services.

Por un lado, Torres hizo hincapié en que “la movilidad es uno de los pilares de nuestra sociedad. La digitalización ha entrado a formar parte indiscutible de los nuevos modelos de transporte pero también de los ya existentes. Gracias a la digitalización se ha mejorado la disponibilidad y la capacidad así como la experiencia del viajero”.

No en vano, según ha explicado en su ponencia, se prevé que para 2030, el 60% de la población mundial vivirá en ciudades, lo que multiplicará los traslados y la saturación del transporte urbano. Algo que aumenta la necesidad de invertir en tecnología para mejorar las carreteras, las conexiones y los nuevos medios de transporte, así como optimizar las infraestructuras de transporte público existentes.

Y en cuanto al sector de la energía, según un estudio de Siemens y la Universidad Técnica de Múnich, en 2030 la demanda energética mundial aumentará un 50% y para poder cubrir estas necesidades, se estima que habrá que construir más centrales generadoras, que contaminarán 3.500 megatoneladas más. Por lo que resulta primordial cubrir la creciente demanda de energía de una forma sostenible. En este sentido, Luc van der Horst revelará en la sesión de mañana el papel de la tecnología para construir ese sistema energético del futuro. A su juicio, “es necesario desarrollar la tecnología que nos permita garantizar el abastecimiento energético y, al mismo tiempo, reducir la contaminación medioambiental. En Siemens ya estamos trabajando en ello y la digitalización es clave para construir el sistema energético del futuro” aclara.

banner-paginas