Las luces LED o lámparas de bajo consumo son siempre sinónimo de ventajas. Permiten reducir consumo energético, tienen una alta calidad de luz y una una larga vida útil, son responsables con el medio ambiente, y además, son de una gran eficiencia. Pero hay una ventaja que, aunque no muy comentada, no deja de ser importante. Y es que las luces Led no atraen a los insectos y sí, hay un porqué detrás.

La respuesta tiene que ver con la luz y el calor. Según un estudio del Departamento de Entomología de la Universidad de Georgia los insectos se ven atraídos por la luz infrarroja que es un espectro lumínico invisible para nosotros, pero no para moscas y mosquitos que utilizan los rayos ultravioletas  (emitidas sólo por las bombillas tradicionales) para orientarse y aparearse.


Además, los insectos se sienten atraídos por el calor. Sólo hace falta acercar la mano a una bombilla LED para ver que no lo emiten, a diferencia de las luces incandescentes. ¿Porqué permanecen zumbando alrededor de la lámpara?

La investigación mencionada tiene la respuesta; y es la fototaxia. En el documento emitido por el equipo de Entomología se explica que  «cuando los insectos están expuestos a la luz suelen ir hacia o en contra de la fuente de iluminación (fototaxia negativa o positiva) y pueden incrementar sus niveles generales de actividad, cambiar su postura o mover solo una parte de su cuerpo”.

Relacionado:  Legrand Group presenta por primera vez en España su programa Eliot
Luces LED ideales para repeler insectos

Pero no todas las luces LED se salvan de que los insectos aleteen a su alrededor. La luz azul también atrae a los pequeños voladores , y ¡bingo! algunas gamas de luces  de bajo consumo emiten esta radiación que atrae, según un estudio del centro Scion de Nueva Zelanda, un 48% más de insectos que otro tipo de luces como las de vapor de sodio.

¿Cuáles son, por tanto, las luces LED que atraen a menos insectos? Las blancas y cálidas. Según un estudio de la Universidad de Bristol, «las luces por encima de los 550 nanómetros se encuentran fuera del rango de atracción de los insectos; ya que carecen de emisiones tanto infrarojas como ultravioletas».

 

COMPARTIR