Unos tanto, otros tan poco. Mientras en Barcelona hace un año el Govern prohibía el uso de patines eléctricos y similares, en Andalucía se estaban desarrollando revolucionarios vehículos eléctricos de dos ruedas. Se trata de Muving, un servicio de alquiler de motos eléctricas inteligentes, que sin que el usuario se preocupe por nada, circulan ya por las provincias de Cádiz ( desde marzo) y desde hace unos días en Málaga.


El punto clave de Muving, no es tanto el hecho de que sea un “motosharing”, sino que junta las ventajas del coche eléctrico y de las bicicletas, y se libra de los inconvenientes de los dos. Por un lado, las motos “Muvi” , con 70km de autonomía,  no tienen la complicación que tiene el coche de buscar aparcamiento y cuentan con una mayor seguridad que la bici. Por otro lado, no hay que olvidar que, el hecho de que sean totalmente eléctricas significa que no emiten C02 y que reducen la contaminación acústica.

La verdadera revolución, no obstante, está en el cerebro inteligente que permite controlar estas motos eléctricas a través de una aplicación y unos sensores de última generación. Los usuarios, por tanto, tendrán una experiencia única y sostenible. Además, para garantizar una mayor comodidad, son los propios operarios de la compañía, y no los conductores, los que recargan constantemente las dos baterías autónomas de las motos, cuando el sistemainteligente da el aviso.

Relacionado:  Liquidación 11/2016 del sector eléctrico y de energías renovables

 

Moving, por qué y para quien

El servicio de alquiler Muving está pensado para promover el turismo, por lo que la portavoz de la compañía, Bibiana Gago, ha explicado que se han creado promociones y los “paquetes”  para captar nuevos consumidores de otras ciudades o países.

“En Málaga hay una flota inicial de unos cuarenta vehículos sostenibles e inteligentes Muving”

No hace falta por tanto preguntarse porqué Málaga y Cadiz han sido los lugares elegidos; ya que el clima,  la extensión y sus expectativas turísticas son más que adecuadas. Por el momento, se ha instalado en Málaga una flota de unos cuarenta vehículos sostenibles Muving.  Sin embargo, puesto que la entidad andaluza tiene el objetivo de promover un cambio hacia una ciudad más limpia, se prevé aumentar el número de motos en unos meses.

Muchos se preguntarán si Muving supondrá una amenaza para los taxis  o para el transporte público. Sin embargo, Gago ha confirmado que este proyecto surge de una “necesidad” de nuevos modelos de transporte menos contaminantes y que se presentan como un “complemento” ( y no un sustituto) de otros sistemas públicos y privados.

COMPARTIR