Desde que surgiera por el 1960, Internet ha ido creciendo de una forma descontrolada, y aún sigue revolucionando la forma en la que concebimos nuestros hogares, nuestras ciudades e incluso nuestra iluminación, para muchos incluso antes de que les haya dado tiempo a aceptar esos cambios. Y es que, gracias a Internet, se han realizado muchos avances como por ejemplo el llamado Internet de las cosas (Internet of things, IoT) o como los objetos cotidianos están interconectados.

La empresa americana Ciclo que está especializada en esta iniciativa, cree que para el 2020 habrán en el mundo nada menos que unos 250 objetos conectados por segundo, que en total serán unos 50 billones de objetos conectados. Aunque algunos de ellos, por ahora son más bien un truco publicitario, otros están haciendo cosas realmente útiles para la sociedad como leeremos más adelante. En este artículo vamos a centrarnos en aquellos que están relacionados con el campo de la iluminación y que ya son una realidad, como por ejemplo, poder vincular las luces de las calles con sensores.

En nuestro país son 65 ciudades las que forman parte de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) y todas ellas trabajan diariamente para conseguir un modelo de gestión sostenible y para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Considerar aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la Administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad vial, están entre sus objetivos principales. Muchas de estas ciudades están conectadas actualmente por plataformas de datos abiertos tipo Fiware, la cual ha sido impulsada por la Unión Europea para el desarrollo y el despliegue de sus objetivos mediante internet.

Hasta el momento solo un 12% de la iluminación urbana está compuesta por LED y menos del 2% lo hacen por medio del IoT. Pero las ciudades inteligentes (Smart Cities) y cómo el alumbrado público estará conectado es claramente el futuro. Con ello se mejorará la eficiencia energética y muchos avances ya están empezando a aplicarse obteniendo resultados sorprendentes:

Monitoreo de la calidad del aire

Actualmente el problema de la contaminación ambiental está en el punto de mira de los gobiernos locales tanto de países industrializados como en vías de desarrollo.

Por la ubicación de las redes de alumbrado, éstas se convierten en las plataformas ideales para agregar hardware que pueda hacer cosas nuevas y útiles en el entorno urbano, como monitorizar la calidad del aire. Añadir allí sensores que puedan medir las partículas en el aire, y que estos dispositivos sean capaces de informar de sus conclusiones a través de la red, se convierte en una gran manera de controlar la salud del medio ambiente en una ciudad. Este es un ejemplo donde la altura del alumbrado público es especialmente útil, los sensores miden la calidad del aire a una altura lo suficientemente elevada para evitar el dióxido de nitrógeno de los tubos de escape. Ahí está el ahorro de solo tener que agregar el hardware, ya que el suministro de postes y fuentes de alimentación ya nos lo ofrecen las redes de alumbrado. La monitorización del aire ya es posible gracias a empresas como Everimpact, que colocan sensores para medir el nivel de contaminación.

Controlar grandes congregaciones de personas

Otra ventaja para sus ciudadanos ha sido la red de iluminación inalámbrica instalada en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty en los EE.UU. que puede controlar el movimiento de personas y vehículos. Además de numerosas aplicaciones más (aparcamiento, envío de cupones promocionales …) esta inversión tiene las principales ventajas de aumentar la vigilancia y seguridad en el aeropuerto. Las autoridades de la ciudad, también están empezando a utilizar el avance para controlar a la ciudadanía en general.

Mejorar las señales telefónicas

Las empresas Cellnex Telecom y Orange han dado una solución a la mejora de la conexión 4G con una red conocida como Small Cells 4G en la ciudad de Barcelona con el apoyo del Ayuntamiento. Este proyecto ha consistido en usar el mobiliario urbano de la iluminación para instalar el equipo necesario para la tecnología 4G . Ya sabemos que hoy en día no tiene una implicación directa con el alumbrado en sí, pero sin duda, ha evitado nuevas instalaciones en zonas concurridas de la ciudad.. Imaginad si en un futuro viniesen integrados en la misma farola.

Varios sistemas conectados a una misma farola

La anterior afirmación podría haber sonado futurista, pero ya no lo es. La empresa Schréder está lanzando Shuffle que surge de la idea de combinar varios sistemas integrados: iluminación, sistemas de control, altavoces, cámaras de vigilancia, puntos de acceso, cargadores de vehículos eléctricos o señalización. Como mencionábamos en el apartado anterior, esto supondría un gran avance y un gran ahorro.

Mejorar aparcamiento

Si necesitamos un incentivo para enganchar nuestras farolas a Internet, ¿qué mejor razón que para mejorar el aparcamiento? Siemens ha desarrollado un sistema que utiliza un radar-farola para detectar coches, motos e incluso bicicletas que cuando están estacionados en lugares que no deben estar, automáticamente alertará a las autoridades. Si eso suena sorprendente, más lo sería que la misma tecnología se combine con una aplicación a un teléfono inteligente (Smart Phone) que pueda indicar a los conductores dónde el estacionamiento está disponible en cada momento, incluso detectando si el espacio es lo suficientemente grande para nuestro vehículo. No sólo reduciría el problema de encontrar un lugar para aparcar, el gadget también podría registrar datos, crear una imagen de plazas de aparcamiento y todo ello sería también una información útil para próximos proyectos urbanos. Con el tiempo, también será posible un sistema de pago para el aparcamiento a través del móvil. El proyecto piloto ya se encuentra en práctica, Siemens ha instalado unos sensores con radar en las farolas de la avenida Bundesallee de Berlín.

Relacionado:  Santander alcanzará ahorros del 80% con su nuevo sistema de alumbrado público

El tráfico directo

En una ciudad inteligente (Smart City), los sistemas que una vez pudieron haber trabajado por separado, ahora podrán compartir datos e interactuar. Combinando las cámaras y sensores en las farolas con semáforos y señalización, ya tendremos los medios para controlar el tráfico regulando su flujo y, si fuese necesario, redirigiéndolo. TrafiCam de FLIR utiliza esta tecnología de cámaras para detectar la presencia de tráfico, registrar los datos, y transmitir el vídeo. Montados en los cruces de las carretera se pueden utilizar para ajustar el ciclo de los semáforos en tiempo real, lo que reduce el tiempo de espera para los conductores. Más de 3.000 sensores se han instalado en Moscú, en un intento de aliviar los atascos de tráfico.

Mejorar la seguridad vial

ECOBAM Europa ya han avanzado en este campo, consiguiendo unas Bandas reductoras de velocidad con LED que parpadean y unos separadores Viales, productos que mejoran y previenen los accidentes en nuestras calles. Aunque no quedará lejos el día que puedan contar los vehículos, que tengan sistemas antirrobos y que puedan enviar toda esta información a través de la nube. Las bandas reductoras de velocidad ya se encuentran instaladas en Barcelona, La Rioja y el País Vasco.

Mejorar la visibilidad de los corredores.

Pero no solo será posible evitar accidentes en los vehículos, también en las personas. Cada día valoramos más llevar una vida sana y sigue aumentando el número de deportistas que disfrutan corriendo al aire libre. Por ello, Lenovo ha creado unas zapatillas deportivas que responden al nombre de YAOFAT F2 y que pueden registrar toda la actividad física. Estas vienen con una tira de LED en la suela, lo que facilita y da visibilidad a los que practican este deporte en las noches o los días nublados. Con ello se reducirán las estadísticas de accidentes de los corredores.

Sentirse inmerso en la TV, los videojuegos o la música.

Una de las mejores cosas que una bombilla inteligente como la de Philips Hue puede hacer, es ayudarle a interactuar con distintos dispositivos en el hogar. Un ejemplo de ello es a través de su televisor, imagine que su iluminación complementase lo que está sucediendo en la pantalla. Philips ha programado sus bombillas LED Hue para parpadear de forma automática, atenuarse, cambiar colores y todo en concordancia de su programa, su canción o su videojuego favorito. Lo único necesario será sintonizar las luces mediante una aplicación en el Smart Phone y disfrutar.

Controlar distintos equipos en casa

No solo será posible combinar las luces en el interior de casa para nuestro entretenimiento, también para nuestra seguridad. Nido Protect es uno de los detectores de humo más valorados de la actualidad, al menos Google lo creyó así cuando compró la compañía por miles de millones de dólares. Ahora Philips lámparas inalámbricas Hue se han unido a estos detectores. Cuando hay humo funcionarán a la vez del Nido Protect, en este caso las luces pueden aparecer de forma automática avisando que podría haber un problema. También se extienden a otros casos como detectar la presencia de un intruso en casa, parpadeando para advertir del peligro. Las luces Philips Hue mediante Apple HomeKit permite controlar diferentes equipos mediante la voz de Siri y enlaza Philips Hue a con otros accesorios: menaje de cocina, móviles e incluso aspersores.

La demanda de atención

Si cada alumbrado tiene su propia dirección IP, se puede utilizar como ventaja la información que nos podrá proporcionar. La nube de IoT permite monitorizar de forma remota las instalaciones de iluminación para saber si hay alguna avería, también cuando sería necesario el uso de la iluminación de emergencia e incluso regular la cantidad de luz según las necesidades. Así, se podría por ejemplo avisar al personal de mantenimiento de las instalaciones cuando haya cualquier fallo, sin necesidad de acudir al lugar. Por supuesto, esto requiere de alguna instalación supletoria, pero con el tiempo, los coste serían compensados.

Servicios que proporcionen otros datos agregados

Si las farolas están equipadas con sensores conectados a las redes, ellas podrían generar una gran cantidad de datos. ¿Qué podemos hacer con estos datos? Los datos pueden utilizarse para un montón de efectos que van mucho más allá de la persona que los creó. Como anteriormente hemos mencionado: información para aparcamientos, seguimiento del flujo de tráfico, ayudar a las autoridades en las carreteras locales y muchos más usos. Y si usted es el dueño de una farola equipada con sensores, puede serle útil también, la comunidad se verá enormemente beneficiada de todo lo que aporta esta información.

En conclusión, lo que nos queda por ver en el futuro por los avances tecnológicos es un misterio. Pero ciertamente la iluminación puede ser el complemento perfecto para el Internet de las cosas: es una red que ya está conectada en todos los lugares proporcionando una base perfecta para que otros se aprovechen y se unan a ella, solo tendrían que acoplar el hardware necesario. Como diría Bill Gates “Las oportunidades grandes nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas”.

Fuente: Cruz S.L.